JIM visualiza una jugada en un duelo en La Romareda. Foto: Real Zaragoza

Este 14 de diciembre de 2021, Juan Ignacio Martínez cumple un año al frente del Real Zaragoza. En este año, el mérito del míster es llamativo, puesto que, con 1,43 puntos de media por partido, la proyección está entre los 60-61 puntos por temporada. Esta es la cifra de puntos que le valió el ascenso en playoff al Elche en la temporada 2019/20 y que estuvo a punto de valerle al Real Zaragoza en la 2014/15. De sobras es conocido el trágico final que tuvo lugar en Las Palmas.

Juan Ignacio, JIM, llegó al conjunto maño para estrenarse en Copa, pero en la categoría de plata lo hizo con victoria ante el Lugo en la jornada 19. Cuatro victorias y dos empates en sus siete primeros partidos permitió al conjunto blanquillo alejarse de los puestos de descenso a Segunda División. Ahí se veía ya que el Real Zaragoza había cambiado de cara.

Entre la jornada 30 y la 40, ambas incluidas, apenas perdió un partido, logrando cinco victorias y cuatro empates. La épica se consumó en La Romareda, ante el Castellón, imponiéndose por 3-0 a los de la Comunidad Valenciana. Aunque la apabullante derrota en La Romareda en el último encuentro de competición ante el Leganés empañó el trabajo de JIM, todo quedó en una mala anécdota.

Ahora, el míster se encuentra inmerso en una nueva batalla: la de mejorar esos números para asegurarse una plaza entre los seis primeros. Es cierto que, con 61 puntos, muchas veces no da para pelear por ascender, pero hay ejemplos de que se ha podido lograr. Con 68 sí. Y aunque se va partido a partido, siempre se ha dejado claro que el objetivo era “estar en la pomada”.

Todavía queda un partido antes del parón de la primera vuelta y es imprescindible que el Real Zaragoza logre una victoria que le permita llegar a Navidad con 29. El Tenerife, próximo rival de los maños, se encuentra en la cuarta posición, por lo que el partido será de lo más complicado. Ahora bien, con el apoyo de La Romareda todo es posible.

Precisamente en el día de su cumpleaños, el míster debe hacer frente a un partido de Copa del Rey ante el Burgos. Como ya anunció, hay que pasar la eliminatoria no solo por la importancia que tiene en la historia zaragocista, sino para quitarse “el mal sabor” de la derrota ante el Almería. Igual que se estrenó en Copa hace un año, toca pasar de ronda en la competición sin olvidarse de que lo más importante se juega cada fin de semana.

NOTICIAS DESTACADAS