Adrián anotó en Copa ante el Burgos en La Romareda. Foto: Real Zaragoza

A falta de medio año para finalizar su contrato con el Real Zaragoza, Adrián González ve su futuro lejos de la capital aragonesa. Hace un par de días anotó ante el Burgos para sentenciar el pase en Copa, y aunque está feliz por ello, es consciente de que esta temporada no está siendo importante. Por ello, no cree que vaya a llegar la renovación. “A estas alturas de la película, tiene pinta de no voy a estar aquí. Mi participación es poca y no creo que el club en estos momentos se vaya a plantear la renovación”, ha señalado en rueda de prensa.

En este momento, únicamente se centra en “vivir el presente”, pero la posibilidad de su salida en el mercado de invierno ya está en el aire. Sobre esa cuestión, asegura que ni el club le ha comunicado nada ni él ha manifestado una postura ante la entidad. Por su parte, “los números hablan por sí solos”, y es “difícil” mostrarse con la escasa presencia que ha acumulado. De todos modos, “el mercado no se ha abierto todavía” y va “disfrutar” cada vez que se pueda poner la camiseta.

Tampoco con el míster, Juan Ignacio Martínez, ha abordado esta cuestión. En este momento, las únicas conversaciones han girado en torno a lo futbolístico, pero no ha ido más allá de ese plano. “No hemos hablado. Si hay que comentar algo, comentamos de futbol en un momento determinado. Cuando me toca jugar o si voy a salir, ya está”, ha asegurado en su comparecencia el zaragocista.

Sobre si es el momento más duro de su carrera, ha respondido con un rotundo “sí”. “¿Cómo crees que se siente un jugador cuando no puede jugar habitualmente? La respuesta sabes cuál va a ser”, ha expuesto en rueda de prensa. Considera que, a estas alturas, no tiene que reivindicar “nada”, pero no quiere mirar más allá porque vería la cuesta “demasiado empinada”. Eso no quita para que entrene cada día “con la misma ilusión que con 18 años”.

Por otro lado, ha valorado muy positivamente la actuación de los jugadores menos habituales en Copa del Rey. Cuando se enfrentan a este tipo de partidos, se encuentran como en un “examen final”, porque “tienen que demostrar”. Si lo hacen mal, “todos dicen que es normal que no juegue”, pero si no es así, “habla muy bien de ese jugador”. Por ello, pide a la gente de fuera que haga esa reflexión “con los jugadores que juegan cada muchísimo tiempo” porque “son cosas a tener en cuenta”. El caso de Clemente “dice mucho” de él.

En cuanto a arrojar la toalla, lo de totalmente por descartado, y no cree que nadie pueda echarle en cara esa cuestión porque asegura que “nunca” lo va a hacer. Afrima que siempre que ha tenido que salir minutos contados lo ha hecho “con la mayor predisposición y energía”. De hecho, fue vital en el triunfo, muy importante porque se vino de Almería “con sensaciones malísimas, siendo el rival superior y con un resultado que podía haber sido más abultado”.

La mejor noticia que ha ofrecido Adrián es la unión del vestuario, que considera el mejor de todos los que ha estado. “Hay una unión y un cariño excepcional. Es difícil que vaya a encontrar uno como este y nunca me lo he encontrado”, ha afirmado. Por ello, en estos momentos se apoya “en sus compañeros y en la ilusión”. Ahora tiene en mente poder sumar minutos ante el Tenerife y revertir su situación, porque “es fútbol y todo puede cambiar”.

NOTICIAS DESTACADAS