En la primera parte, los rojillos se fueron hasta de +13 en un juego coral y solvente en el que todos sumaron

El Casademont Zaragoza ha sacado un triunfo valioso en la pista del MoraBanc Andorra (83-92), a base de rasmia, calidad y buen baloncesto. En la primera parte, los rojillos se fueron hasta de +13 en un juego coral y solvente en el que todos sumaron. Tras la pausa, mantuvo las andanadas locales y con criterio, trabajo y eficiencia, logró sumar la segunda victoria a domicilio de la temporada.

Amaneció Yusta abriendo el tanteador y MoraBanc se refugió en la efectividad del triple para tomar la delantera. Radoncic con su movimiento de fintas, arañó a 14-12 y Bone con su primera canasta igualó el trance a 14, pasado el ecuador del tramo. Crawford por línea de fondo o la “chispa” de Bone que acabó en mate, justo que antes de que Hanna de 3, dejaba la iniciativa a los del Principado. Thompson reboteando y Mobley cambiando con Bone sin resentirse. El acierto anotador es lo que marcaba la diferencia local 21-16. La entrada de Hlinason y Wazcynski ayudó a recortar, con San Miguel de regreso tras el susto en el arranque. Aceleraron los rojillos en el desenlace del tramo y dos libres del polaco apretó el primer cuarto 23-22.

Estaba consistente Casademont Zaragoza y con un 0-8 de parcial arrastrado desde el primero, acabó con una finalización de Vanwijn dio la primera ventaja en rojo 23-24. Ordenados los rojillos, San Miguel y Bone encontraban a Hlinason. El choque estaba parejo, de tú a tú. Radoncic fajándose ante Morgan y le sacó un 2+1 trabajado que junto al triple de Wazcynski, el 26-32, máxima ventaja de Casademont Zaragoza, llevó al tiempo muerto de Navarro. Cook en pista ante Hanna en un duelo de uso de brazos supuso un tramo letal porque Wazcynski de 3, Mobley y Radoncic escalaron al 28-41, castigando en transición y forzando el segundo tiempo muerto de Ibón Navarro. Un parcial de 5-0 llevó el tiempo muerto al otro banquillo y al descanso se comprimió la diferencia, pero en color rojo 35-42.

Tras la pausa, MoraBanc Andorra elevó un punto su intensidad, pero Casademont tuvo cabeza y 3 faltas en 3 minutos abrían el 4.60 a los rojillos y elevando silenciosamente a +8 la ventaja. Hanna y Mobley a triple limpio engordaban, igual que Noua para acortar distancias y llegar a -3. Yusta se cargó de faltas y Wazcynski volvió a pista. Mobley sacó un 2+1 a Diagne y una técnica para el 48-57 conteniendo los aragoneses el potencial que los del Principado ponían en marcha y seguían su camino 54-64.

Andaba Casademont Zaragoza afianzado en Su Plan para encontrar a los efectivos más solventes y haciendo doblar en pérdidas a los locales sobre los rojillos. Con 58-70, no bajaba el diapasón y Andorra apostaba al triple para escalar, igual que Casademont, mostrando un aplomo y seriedad que desembocó por inercia, méritos y lógica, en un final que apretaron los locales, pero la clase llevó la victoria a Zaragoza.

NOTICIAS DESTACADAS