La agresión tuvo lugar este martes en la calle Emilio Castelar

Una rencilla familiar termina en un enfrentamiento que, si no hubiera sido por la intervención policial, acaba con una oreja arrancada. Esta pelea, en medio del barrio de San José de Zaragoza, acabó con dos detenidos de 28 y 47 años además de en el hospital.

La agresión mutua ocurrió el pasado martes a las 23.50 horas en la calle Emilio Castelar y fue alertada por varios vecinos que estaban siendo testigos de tal alboroto. A la llegada de la Policía Nacional, los agentes se encontraron a dos hombres dándose de golpes y a uno de ellos con el rostro ensangrentado.

Según pudieron corroborar, el varón de 47 años, V.S. de origen colombiano se abalanzó sobre R.R.C., de 28 años y origen español, y trató de arrancarle la oreja a mordiscos. Sin embargo, no consiguió su objetivo y solo consiguió clavar sus dientes bajo el pómulo.

El otro, R.R.C., lanzó un vaso de café de un bar contra su rival. Ambos fueron detenidos y en su declaración afirmaron que tenían una rencilla familiar de hace años. El otro varón detenido añadió que V.S. “lo llevaba buscando toda la semana”.

Los dos detenidos tuvieron que pasar antes por el hospital. El colombiano para ser atendido de un traumatismo en la cabeza y el español tuvo que recibir puntos de sutura en la cara por el mordisco. Este miércoles declararon ante el juez y decretó la puesta en libertad de ambos.