En torno a las 15.30 horas del 20 de diciembre, los tres componentes del grupo criminal fueron detenidos en San José

Agentes de la Jefatura Superior de de Policía de Aragón detuvieron el pasado lunes 20 de diciembre en Zaragoza a tres personas, dos hombres y una mujer, como presuntos autores de varios delitos de hurto, estafa y pertenencia a grupo criminal. El Grupo de Hurtos de la Brigada Regional de Policía Judicial llevaba varios meses detrás de esta organización, la cual había estado perpetrando hurtos mediante el método de la siembra en diferentes zonas de la ciudad desde el mes de septiembre.

El 20 de diciembre, los miembros del grupo de investigación tuvieron conocimiento de que esta banda itinerante se encontraba de nuevo en la ciudad de Zaragoza, motivo por el que se estableció un dispositivo para su localización y detención. En torno a las 15.30 horas, los tres componentes del grupo criminal fueron detenidos en la plaza Reina Sofía, en el barrio de San José.

No resultó sencilla su detección, localización y detención, ya que utilizaban diferentes identidades. De hecho, en las bases de datos de la Dirección General de la Policía, así como en otros cuerpos policiales, cuentan con reseñas para las que utilizaron otros nombres, dificultando así la labor investigativa de los agentes.

El método de la siembra

Este tipo de hurto se caracteriza por la «actuación» de la totalidad del grupo en cada delito. Para ello, se encuentran perfectamente organizados y cada uno de ellos desempeña un rol diferente. Ponen en escena un modus operandi similar en cada uno de sus hurtos.

Primero, uno de los integrantes elige a su víctima. En la mayoría de las ocasiones operan en aparcamientos de grandes superficies, tales como hoteles, centros comerciales, estaciones de tren… y se cercioran de que su víctima sea potencialmente vulnerable, es decir, que vaya sola en un vehículo y que, a priori, porte en el interior objetos de valor (bolsos, carteras, ordenadores…).

En ese momento aparece el segundo de los delincuentes, quien se dirige a la víctima y, con cualquier excusa, le hace apearse del vehículo. Esta banda se caracteriza porque usaban siempre la misma táctica. Preguntaban por un manojo de llaves que se encontraba junto al coche que ellos mismos habían depositado. Así, mientras la víctima baja del turismo y comprueba que esas llaves no son de su propiedad, el tercero de los actuantes se hace con los enseres del interior del vehículo.

Grupo criminal itinerante que cuenta con numerosos antecedentes

Los detenidos, dos hombres de 43 años y una mujer de 46, cuentan con antecedentes por hechos similares en diferentes ciudades de la geografía española. Uno de los encartados cuenta con medio centenar de detenciones por parte de la policía autonómica de Cataluña, una de Guardia Civil y ocho de Policía Nacional.

Esta investigación esclarece siete delitos de hurto, un delito leve de hurto y una estafa en Zaragoza, a los que hay que añadir los hechos que se les imputan de otras plantillas como Madrid, Toledo, Valencia, Benidorm y Calatayud.

Los tres detenidos fueron conducidos hasta el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia la mañana del pasado jueves y para los tres se decretó su puesta en libertad.