El robo se produjo en el jardín botánico del parque Grande de Zaragoza

Un conocido agresor sexual vuelve a hacer acto de presencia en Zaragoza. Aunque esta vez no se ha denunciado ningún acto de índole sexual, este individuo de 51 años atracó a una pareja en el parque Grande y después huyó a Las Fuentes a robar en un bar. No termina aquí, cuando fue a ser detenido por la Policía Nacional, roció con un spray de defensa a los agentes. Toda esta tropelía termina con su detención e ingreso en prisión provisional.

Al de nuevo detenido le constan desde el año 1989 al 2000, cuando fue ingresado en prisión, 20 antecedentes por agresiones sexuales y robos con violencia. Causó el pánico en esos años en las ciudades donde actuaba: Zaragoza, Soria y Madrid. Fue en esta última, en el año de su detención, cuando se esgrimió un plan para poder dar con él. 21 años después salió de la prisión de Zuera a la que volverá este jueves, tras tomar declaración con el juez de guardia.

El atraco consumado en Zaragoza ocurrió esta pasada madrugada del martes al miércoles 29 de diciembre, sobre las 2.40 horas. Cuando un hombre, que se encontraba escondido entre unos matorrales, se abalanzó sobre una pareja que se encontraba en el jardín botánico del parque Grande. Los dos jóvenes trataron de saltar la valla, pero les alcanzó, esgrimiendo un cuchillo les obligó a tirarse al suelo para poder robarles. Poco más tarde, a las 3.20 horas, el individuo forzó la persiana y la puerta de acceso de un bar en la calle Flores, apoderándose del dinero de la máquina tragaperras, además de bebidas alcohólicas y tabaco.

Tras abandonar este establecimiento es sorprendido escondido entre dos coches en el parque Miraflores. Dos agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, que se encontraban realizando labores de prevención de la delincuencia, le dieron el alto para identificarlo, pero éste emprendió su huida hacia la avenida Tenor Fleta. Cuando fue alcanzado por uno de los policías, este individuo no dudó en rociarle en los ojos con un spray de defensa, mostrando una gran resistencia agresiva en su detención. Los agentes tuvieron que acudir al hospital para recibir asistencia médica.

Agentes del Grupo de Judicial de la Comisaría de San José se hicieron cargo de las pesquisas, imputándole al detenido un delito de atentado a agente de la autoridad, uno de robo con violencia o intimidación y otro de robo con fuerza en las cosas y, por último, un delito de quebrantamiento de condena por llevar encima armas cuando tenía una prohibición de portarlas, auto emitido por el Juzgado de lo Penal Nº 9 de Zaragoza.

Una trama para dar con él

Fue una estudiante madrileña de 22 años en el año 2000 la que tras ser violada y robada por este zaragozano decidió urdir un plan para poder dar con él y acabar con la racha de violaciones que estaban sucediéndose en Madrid por aquel entonces.

Según publicó el diario El País en Octubre del año 2000, la joven fue abordada por este individuo cuando iba en su coche y la obligó a conducir hasta otro punto de la Comunidad de Madrid donde fue agredida sexualmente y después robada. La chica, que había escuchado por los medios de comunicación las últimas preocupantes violaciones ocurridas en su ciudad, decidió decirle a su agresor de quedar otro día. Tras ello, acudió a la Policía y junto a ellos consiguieron dar con él en el momento de la cita y poder detenerlo.

TE PUEDE INTERESAR

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR