La mayoría de delitos han sido contra el patrimonio

La Policía Nacional ha detenido a 35 personas por cometer, en su mayoría, delitos de robos durante el primer fin de semana del año en Zaragoza. Sin embargo, no han sido los únicos. Los primeros días de 2022 se han producido detenciones por malos tratos, allanamientos de morada, quebrantamientos de condenas e incluso por delitos de atentados a la autoridad y resistencia. Los agentes han calificado la Nochevieja como tranquila y afirman que no se produjeron altercados de ningún tipo de ocio o festivos. No se detectaron fiestas ilegales o botellones más allá de las 3.00 horas.

Cinco de los 35 detenidos lo fueron como presuntos autores de un delito de robo con fuerza, destacando el cometido en un establecimiento de ocio de la calle Julio García Condoy en el que los agentes sorprendieron a un varón que estaba manipulando la caja registradora. Al percatarse de la presencia policial, este individuo comenzó a amenazar a los agentes esgrimiendo un botellín roto y lanzándoles vasos y botellas de cristal y exigiéndoles que se marcharan del lugar.

En un momento dado, el hombre cogió un cuchillo y amenazando con él a los policías, salió del local huyendo en dirección a la avenida María Zambrano, comenzando una persecución que terminó minutos después al ser interceptado por un indicativo policial.

Posteriormente, se comprobó que en el dentro del bar se encontraba la máquina de tabaco volcada y manipulada, así como la caja registradora forzada.

Además, durante estos días se cometieron varios robos con violencia por los que se detuvieron a seis personas, dos de ellos menores de edad, en las calles Conde Aranda y paseo María Agustín entre otras.

Las otras 24 personas detenidas lo fueron como presuntos autores de delitos de hurto, atentado contra agente de la autoridad, reclamaciones judiciales o incluso un allanamiento de morada.

NOTICIAS DESTACADAS