“Los fondos europeos deben repartirse con justicia y criterios técnicos", dice Alós

Este fin de semana son muchos los que han decidido recibir al nuevo año en casas rurales y otros alojamientos alejados de los núcleos urbanos, llegando a ocupar el 80% de las estancias de turismo rural que hay en Aragón. Esta cifra era inicialmente de un 90%, pero la Covid ha sido la culpable de que se cancelasen a última hora hasta un 10% de las reservas que había previstas entre el 31 de diciembre de 2021 y el 2 de enero de 2022.

“Las cancelaciones han sido por la Covid”, ha apuntado el presidente de la Federación Aragonesa de Turismo Rural (Faratur), Jesús Marco, este lunes. Normalmente, las reservas en estas fechas son de grupos de amigos que van a celebrar el fin de año todos juntos, pero esta vez muchos se han echado atrás “porque no podían o porque les daba miedo la situación de la zona y no acudían”, ha explicado Jesús Marco. No solo les ha pasado a los grandes grupos de amigos, sino también a familias o parejas y no se ha dado en un área concreta, sino “en general por todo el territorio”.

En comparación con el año anterior, la ocupación en el turismo rural aragonés ha crecido, ya que “en 2020 estuvimos muy bajos”, pero las cifras no se recuperan respecto a 2019, cuando “estuvimos casi al 100%”.

Por zonas, “lo primero que se reservó fue el Pirineo”, ha detallado el presidente de Faratur. Por detrás se encuentran Gúdar-Javalambre, Albarracín, Maestrazgo, el Prepirineo, Cinco Villas y la zona del Moncayo. Y es que las zonas de montaña son las más buscadas para estas fechas en la Comunidad. “Eso ha sido lo principal”, ha afirmado Jesús Marcos, aunque también ha habido reservas en el resto de Aragón.

Un 40% de ocupación para el día de Reyes

“Para Reyes está la cosa muy floja: estamos ahora en un 40%”, ha anunciado Jesús Marco, quien ha añadido que “han bajado mucho las reservas, ha habido poquitas”. Esto se debe principalmente a la Covid-19, que sigue ahogando a Aragón, pero también a que el día de Reyes, 6 de enero, cae en jueves este año y el viernes es día laboral, por lo que no todo el mundo tiene vacaciones para poder disfrutar de estas fiestas.

La previsión para el resto del mes es muy similar. “La gente no ha hecho reservas tal y como está el tema de la Covid”, ha asegurado el presidente de Faratur. También es importante tener en cuenta en esta época el tiempo meteorológico, un factor que, sumado al resto, ha provocado que los viajeros no se hayan animado todavía a reservar.