La mesa de contratación de Ecociudad ha propuesto adjudicar la obra a la empresa Copha

La reforma integral de la avenida Navarra entre la avenida Madrid y el paseo Calanda costará 3,9 millones de euros y comenzará el próximo mes de marzo, si no hay imprevistos. Tras estudiar todas las ofertas presentadas, la mesa de contratación de Ecociudad ha propuesto adjudicar la obra a la empresa Compañía de Obras Públicas, Hormigones y Asfaltos (Copha), por ser la que mejor puntuación técnica y económica ha obtenido.

La oferta presentada por la compañía supone una rebaja del 20% sobre el presupuesto de licitación, que era de 4,5 millones de euros, y reduce el plazo de ejecución a once meses. La de la avenida Navarra es la primera de las siete reformas de la Operación Calles que completa su tramitación. Así lo ha destacado la consejera de Infraestructuras y vicepresidenta de Ecociudad, Patricia Cavero, que ha explicado que en las próximas semanas se concluirán también los procesos de adjudicación de otras calles como Reina Fabiola, Latassa, San Miguel o Cuarte.

De esta forma, una vez que las empresas adjudicatarias presenten toda la documentación correspondiente y se formalicen los contratos, si no hay imprevistos, las obras podrán comenzar a lo largo del mes de marzo. Cavero ha destacado, además, que la Operación Calles tendrá continuidad en 2023 porque el Área de Infraestructuras está trabajando ya para poner en marcha los proyectos de la Operación Avenidas y la Operación Plazas.

La avenida Navarra, un nuevo paseo arbolado

La reforma de la avenida Navarra supondrá actuar sobre una superficie de 16.000 metros cuadrados. Las obras transformarán la calle en un gran paseo con aceras totalmente accesibles y libres de obstáculos que oscilarán entre los cuatro y seis metros de ancho y a lo largo de las que se distribuirá una banda verde con arbolado, zonas de descanso con bancos, fuentes, espacios de encuentro vecinal o zonas ajardinadas. Fruto de las aportaciones vecinales, el proyecto definitivo ha incorporado además una zona de juegos infantiles en la intersección con la avenida Madrid.

Para ganar todas estas zonas para los vecinos, la nueva calle reducirá el espacio destinado a los vehículos e incorporará medidas para pacificar el tráfico. Así, pasará de tres a dos carriles de circulación por sentido, se eliminará el giro a la izquierda hacia la calle Iriarte Reinoso en sentido entrada ciudad y las zonas de carga y descarga se trasladarán a las calles perpendiculares. De forma complementaria, se permitirá el giro a la izquierda hacia la calle Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, en sentido entrada ciudad, para favorecer el desvío de tráfico no residente hacia la avenida Ciudad de Soria.

La nueva vía favorecerá también la movilidad sostenible gracias a la creación de un carril bici segregado de doble sentido que discurrirá por el centro de la avenida y que conectará con los de plaza de la Ciudadanía, paseo Calanda y calle Rioja.