Todo apunta a que se mantendrá el 10 de enero como la fecha de regreso en formato presencial

Sin cambios: vuelta a las aulas el lunes 10 de enero y presencialidad total

La vuelta a los centros educativos aragoneses se desarrollará tal y como estaba previsto. El regreso a las aulas se realizará el próximo día 10 de enero y no habrá tampoco cambios en la presencialidad, que será del 100%. El consejero de Educación de la DGA, Felipe Faci, ha explicado en rueda de prensa que su Departamento no ha tenido ninguna duda acerca de posibles modificaciones en lo relativo al comienzo del segundo trimestre. “En ningún caso se ha valorado una situación diferente a reiniciar la actividad en la fecha fijada ni alterar la presencialidad en las etapas educativas”, ha aseverado.

«Tenemos al 90% de los alumnos de Secundaria, Bachillerato y FP con las dos dosis», ha explicado el responsable autonómico. Sobre el porcentaje de vacunación en el profesorado, Faci ha esgrimido que se tiene a más del 94% de docentes con la pauta completa. Además, ahora mismo se está en el proceso de suministrar las terceras dosis a los inmunizados con AstraZeneca.

No obstante, ante la explosión de contagios que se viene dando en las últimas semanas, el consejero ha dictaminado una serie de medidas extraordinarias que ya se tomaron el año pasado, además de insistir en que las adoptadas en septiembre se sigan cumpliendo. Ante la previsión de ciertas bajas de profesores por Covid, ha adelantado que se reforzará el personal para realizar sustituciones a través de llamamientos diarios.

También ha asegurado que posibilitarán que las mujeres embarazadas puedan teletrabajar si lo consideran oportuno y conveniente. Asimismo, apuestan por “reducir al mínimo” las reuniones generales de madres, padres y tutores, recomendando que no se utilicen las instalaciones del centro para asambleas o encuentros. “Se deberían recuperar las tutorías telemáticas si es posible, así como priorizar que las reuniones de profesores se puedan llevar a cabo también telemáticamente”, ha incidido.

Educación Infantil

Faci ha hecho especial hincapié en el alumnado de Educación Infantil porque “no usa mascarillas ni se va a vacunar”. En este sentido, ha recordado que las unidades de convivencia se rompen en el comedor escolar, razón por la que se procederá a reforzar el personal de los comedores para acometer una “vigilancia más estrecha”. En lo relacionado con las aulas de madrugadores, el consejero de Educación ha insistido en “evitar que los niños y niñas de Infantil no se mezclen con alumnos de Primaria”.

También se ha referido a las actividades extraescolares, apuntando que la utilización del cubrebocas se mantendrá en interiores y exteriores (incluyendo recreos), salvo en la realización de competiciones deportivas vinculadas a juegos escolares. Aquí se ha detenido para añadir que la vacunación de primeras dosis en Educación Primaria ronda el 35%, habiendo una previsión de que alrededor del 50% la tengan ya a finales de enero, y en febrero pueda iniciarse el procedimiento de inoculación de segundas dosis.

Durante el servicio de madrugadores se tratará de evitar la mezcla entre alumnos de Infantil y Primaria

En este contexto, ha querido dejar claro que se trata de medidas “provisionales” y que se mantendrá el Equipo Covid, ampliándose desde el mismo 10 de enero para facilitar el asesoramiento a los centros educativos en materia de gestión de la enfermedad. Según ha expuesto, el Gobierno de Aragón trasladará toda esta información en una instrucción que “enviaremos a colegios e institutos presumiblemente mañana para que el lunes se pueda retomar el curso sin ninguna duda o dificultad”.

Protocolo de las cuarentenas

Enlazando con la Conferencia Sectorial que ha tenido lugar este mismo martes, Faci ha comentado que no se ha abordado el tema de las cuarentenas, considerando que “está claro que hay una adaptación de la estrategia de detección precoz por parte del Sistema Nacional de Salud”. Esto podría ir en la línea de que Sanidad prepara un cambio del protocolo Covid para los centros educativos, planteándose que los alumnos de Infantil y Primaria no tengan que aislarse. Es decir, la conveniencia o no de una modificación de las cuarentenas, que hasta ahora debían aislarse diez días cuando se producía un solo caso positivo en el aula si no estaban vacunados.

En última instancia, el responsable autonómico en materia educativa ha matizado que “los centros son seguros” y que se ha demostrado que “la transmisión se da fuera de ellos”. “El 67% de los centros en los que se ha producido un positivo no han tenido ninguno más entre los contactos estrechos de los casos. Ese porcentaje crece hasta el 83% para los casos en los que la incidencia ha sido de solo un positivo por cada diez contactos estrechos”, ha explicado.

Coincidiendo con la aparición y propagación de la variante ómicron, Faci ha reconocido que desde el 26 de noviembre se ha producido un incremento de las aulas cerradas. De todos modos, aunque el 22 de diciembre había un total de 335 clases clausuradas, el mismo día del 2020 eran el doble (716). “Hay mayor nivel de contagios en los escolares porque están vinculados a más contacto social, pero no es la franja de edad donde mas positivos se producen”, ha defendido, antes de añadir que esta franja suele ser la cuarta o quinta a nivel de contagios.

Vuelta a clase en la Universidad 

Por otra parte, en la Universidad, se mantendrá también la presencialidad. Enero es periodo de exámenes, por lo que la afluencia a las aulas es más baja por la falta de clases. Además, desde el Ministerio se ha insistido en que las aulas universitarias son seguras y tienen escasa incidencia en el contagio.

La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, presente también en la interterritorial de este martes, ha urgido a que se elabore un protocolo para garantizar que los alumnos confinados no pierdan la convocatoria de exámenes. “Debe articularse una metodología ágil, rápida y segura para homogeneizar la garantía de los alumnos a tener los mismos derechos que si fueran personal trabajando con una baja, es decir asegurar que no pierdan la convocatoria a examen por estar confinados”, ha reclamado.

El Ministerio ha recogido el guante y ha asegurado que trabaja junto a la Conferencia de Rectores para asegurar que el estudiantado no vea marcado su currículum por un positivo en Covid.