Felipe VI llegó alrededor de las 12.00 horas al Palacio Real acompañado por la Reina Letizia y ataviado con el uniforme de capitán general del Ejército para presidir su octava Pascua Militar

Felipe VI ha afirmado este jueves que la celebración en España, el próximo mes de junio, de una nueva Cumbre de la OTAN “representa un importante reconocimiento” al compromiso de España con la Alianza Atlántica y “al extraordinario papel de nuestras tropas encuadradas en las misiones y estructuras” de la misma. Así se ha pronunciado el Rey durante su discurso de la Pascua Militar, un acto celebrado en el Palacio Real de Madrid al que asistieron la reina Letizia; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y los ministros de Defensa y del Interior, Margarita Robles, y Fernando Grande-Marlaska, respectivamente.

Felipe VI llegó alrededor de las 12.00 horas al Palacio Real acompañado por la Reina Letizia y ataviado con el uniforme de capitán general del Ejército para presidir su octava Pascua Militar como Rey, y tras escuchar el himno de España pasó revista a la fuerza presente de la Guardia Real. Tras el discurso de la ministra de Defensa, el Rey tomó la palabra en el salón del Trono, y mostró su alegría por la celebración de la Pascua Militar, de la que precisamente en 2022 se cumple el 240 aniversario de su creación por el Rey Carlos III.

El monarca ha expresado “el orgullo de la sociedad española hacia la Institución Militar”, y ha subrayado que, en muchas situaciones vividas este año, los españoles “os han vuelto a sentir muy próximos”, recibiendo ayuda “con personal y medios para superar momentos de emergencia o gran necesidad”.

De la Covid-19 al volcán

Igualmente, destacó la contribución de las Fuerzas Armadas para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por lacovid-19, desde el principio con la «Operación Balmis» y hoy “con las labores valiosas de rastreo y de vacunación” en la «Misión Baluarte».

Por otra parte, ha puesto en valor la reacción “inmediata y eficaz” de los militares ante las diversas necesidades y emergencias provocadas por desastres naturales, ya sea en el caso de la tormenta invernal Filomena, los incendios del verano, las inundaciones por las Danas o las crecidas del Ebro, “y, por supuesto, en la erupción del volcán de La Palma”.

Del mismo modo, ha elogiado el trabajo realizado en “las misiones y cometidos permanentes relacionados con la seguridad y defensa de España”, y con las responsabilidades internacionales “a favor del mantenimiento de la paz, la estabilidad y la ayuda humanitaria”.

Actualmente más de 2.700 hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil están integrados en misiones de la ONU, la OTAN, la UE o en el ámbito bilateral, subrayó el Rey, que hizo un aparte con la misión de Afganistán, en la que “nuestros militares trabajaron en condiciones muy difíciles, a más de 6.000 kilómetros del territorio nacional”, y puso en valor que, tras la caída del país en manos de los talibanes, España reaccionó con liderazgo mediante la organización del centro europeo de acogida y la respuesta inmediata para la evacuación de colaboradores afganos y sus familias.

Hace unos meses se cumplieron quince años desde que las primeras unidades españolas se desplegaron en Líbano, dentro de la misión «Libre Hidalgo», bajo el amparo de la ONU, por lo que Felipe VI señaló su importancia como “elemento estabilizador del país y de toda la región”.

Recuerdo a las víctimas

Felipe VI no se ha olvidado de las víctimas “que, tristemente también este pasado año”, ha dejado la pandemia. “Nos unimos al dolor y tristeza de tantas familias españolas, algunas de ellas de nuestros compañeros”.

Igualmente, ha recordado “a nuestros compañeros fallecidos o heridos” en el cumplimiento de sus misiones, tanto nacionales como internacionales. A ellos, y a sus familias “les agradecemos siempre su ejemplo en los momentos más duros. Y siempre estaremos en deuda con todos ellos”.

Además, ha destacado, al cumplirse diez años del cese de la “brutal” violencia de la banda terrorista ETA, su deseo de «honrar con gran emoción la memoria y dignidad” de las víctimas del terrorismo, muchas de ellas pertenecientes a las Fuerzas Armadas y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. “Enviamos a sus familias un mensaje de ánimo y de admiración. Su fortaleza y altura moral nos sirve de guía a todos los españoles”, ha apostillado.

NOTICIAS DESTACADAS