Durante 2021 el Inaem dedicó más de 19,5 millones de euros a facilitar su integración laboral

El Instituto Aragonés de Empleo (Inaem) ha puesto en marcha este año, de forma anticipada, su convocatoria de subvenciones para fomentar la integración laboral de las personas con discapacidad en los centros especiales de empleo. Estas ayudas, que cuentan con un presupuesto inicial de 4,5 millones de euros, permiten financiar el coste salarial de estos trabajadores, la adaptación de sus puestos, la dotación de equipos de protección o la eliminación de barreras u obstáculos. Todo ello con el objetivo de promover el mantenimiento de los puestos de trabajo de las personas con discapacidad en estos centros.

Para continuar apoyando y fomentando la empleabilidad de las personas con discapacidad, durante 2021 el Inaem dedicó más de 19,5 millones de euros a facilitar su integración laboral, consciente de las dificultades que las personas con discapacidad deben soslayar para ello. Una dotación presupuestaria que permite mantener y desarrollar los centros especiales de empleo que trabajan en Aragón, pero también incentivar la contratación de trabajadores por cuenta ajena en el sistema de trabajo ordinario dentro de empresas normalizadas y fomentar el autoempleo.

En la actualidad, Aragón cuenta con 71 Centros Especiales de Empleo en funcionamiento, que ocupan a más de 3.300 personas con discapacidad. Para ayudar a dar cumplimiento a los objetivos de estos centros, el Inaem convoca cada año diversas líneas de ayudas que permiten, además de fomentar la integración laboral de las personas con discapacidad en ellos, favorecer la estabilidad de los trabajadores con discapacidad severa, respaldar el funcionamiento de sus Unidades de Apoyo a la actividad profesional y subvencionar proyectos generadores de empleo promovidos por estos centros. Los proyectos subvencionados en 2021 a través de esta última línea han permitido crear 48 nuevos puestos de trabajo de carácter estable en 14 centros especiales de empleo.

Apoyo al empleo

Los centros especiales son auténticas empresas cuya plantilla tiene que estar constituida, al menos, por un 70% de personas con discapacidad y que cumplen, sin perjuicio de sus objetivos empresariales, la finalidad social de integrar en el mundo laboral a estas personas que tendrían ciertas dificultades añadidas para encontrar un empleo.

El departamento de Economía, Planificación y Empleo, a través del Inaem, destinó también en 2021 cerca de medio millón de euros a fomentar la contratación de las personas con discapacidad en el resto de empresas de nuestra Comunidad Autónoma a través de subvenciones que pueden alcanzar hasta los 6.000 euros para contratos indefinidos. Además, a través del Programa de “Empleo de Apoyo” facilita la adaptación y adquisición de las competencias laborales de las personas con discapacidad en el mercado ordinario, proporcionando apoyo individualizado a través de preparadores laborales.

Por último, para apoyar el emprendimiento, el Inaem otorga una subvención de hasta 6.600 euros para el establecimiento como trabajador autónomo de personas con discapacidad que estén en situación de desempleo y de hasta 7.000 euros si se incorpora como socio trabajador en una cooperativa.