La iniciativa quiere mejorar la calidad de vida de los mayores en las residencias.

Las residencias de mayores de Aragón cuentan en estos momentos con 119 brotes abiertos de coronavirus, que afectan a 507 personas, de los que 279 residentes y 228 trabajadores, todos ellos positivos. Son 37 brotes más que hace una semana, con 170 personas más contagiadas en estos siete días.

Además, a día de hoy, hay 20 personas hospitalizadas, cuatro más que la semana pasada. Durante la séptima onda epidémica han fallecido seis personas. Estas cifras dejan una muestra más de la efectividad de la vacuna, sobre todo en personas vulnerables, ya que, durante los primeros meses de la pandemia, los ancianos fueron los más castigados por los efectos del coronavirus.

No en vano, desde que comenzó la segunda ola a finales de junio de 2020 hasta final de ese año, cuando comenzó el proceso de vacunación, fallecieron 606 mayores usuarios en residencias, por las seis víctimas que se ha cobrado en los últimos dos meses.

En 22 centros solo hay afectados residentes; en 60 solo hay trabajadores positivos, y en 37 hay trabajadores y residentes.

LO MÁS VISTO