Los conejos abatidos fueron puestos a disposición de agentes de protección de la naturaleza del Gobierno de Aragón

Tres hombres, de 18, 26 y 32 años respectivamente, han sido detenidos como presuntos autores de un delito de caza furtiva al ser pillados mientras abatían siete conejos sin licencia para realizar esta actividad. Los agentes del Seprona intervinieron mientras trasladaban cuatro de estos animales al vehículo, donde se encontraban los otros tres, y que estaba oculto en una zona de difícil acceso.

La intervención se inició gracias a la colaboración ciudadana, cuando agentes del Seprona recibieron un aviso sobre la presencia de varias personas en el interior de un coto de caza del municipio de Almudévar, siendo un día inhábil para el ejercicio de la caza. Allí localizaron a tres personas que se encontraban cazando y portando cuatro conejos que habían abatido. Los tres carecían de permiso o autorización del titular del coto.

Por ello, se les acusa de ser presuntos autores de un delito contra la fauna, así como a la incautación y retirada de las armas que portaban, las cuales han quedado depositadas en la Intervención de Armas y Explosivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca. Las diligencias instruidas por el Seprona fueron remitidas al Juzgado Decano de Huesca, quedando los detenidos en libertad con la obligación de presentarse ante la autoridad judicial, cuando sean requeridos para ello.

Los conejos abatidos fueron puestos a disposición de agentes de protección de la naturaleza del Gobierno de Aragón para ser llevados a un comedero de aves necrófagas.

LO MÁS VISTO