El PP ha exigido al Gobierno de Aragón poner en marcha “cuantas medidas sean necesarias” para reforzar el sistema sanitario

La saturación que sufre la Atención Primaria durante la séptima ola epidemiológica en la que se halla inmersa la Comunidad está suscitando revuelo en el principal partido de la oposición. Por este motivo, el PP ha exigido al Gobierno de Aragón poner en marcha “cuantas medidas sean necesarias” para reforzar el sistema. Este reclamo llega a colación del «colapso» que ha experimentado el teléfono que habilitó el Ejecutivo de Lambán el pasado 3 de enero para declarar los casos confirmados a través de test de antígenos en domicilios particulares.

De esta manera, la DGA pretendía evitar que la gente acudiera en masa directamente a su correspondiente centro de salud. “Tan solo una semana después, este teléfono ya está colapsado, y nuevamente los pacientes Covid no saben dónde ir”, ha lamentado la portavoz popular de Sanidad en las Cortes, Ana Marín, antes de agradecer a los profesionales sanitarios el “extraordinario trabajo” que vienen realizando.

“El Gobierno autonómico siempre impulsa medidas que no funcionan y deja desasistidos a los aragoneses”, ha manifestado la popular, al tiempo que ha criticado que “el caos impera en el Departamento de Sanidad”. A juicio de Marín, no es de recibo que, ante la gravedad de la situación, los aragoneses “estemos en manos de un gobierno que no sabe gestionar y que haya llevado al colapso a la sanidad pública”.

“Los sanitarios se están dejando la piel» 

En este contexto, Marín ha aprovechado para recalcar que “los profesionales no pueden más”. “Se están dejando la piel por nosotros, pero muchos están de baja por Covid, y otros por estrés, saturación o ansiedad”, ha continuado, antes de remarcar que “son los que están pagando los platos rotos de Lambán”.

Además, la responsable del PP en materia sanitaria ha subrayado que, a pesar del panorama actual, “se baja el presupuesto de sanidad en un 4%, mientras que en otras áreas se multiplica”.

“El colapso en la Atención Primaria no es por culpa de los profesionales”, ha expuesto, considerando que es “responsabilidad única” de la DGA por no poner en marcha medidas suficientes. “El tiempo de los aplausos ha finalizado y es momento de actuar ya”, ha zanjado Marín.

NOTICIAS DESTACADAS