Un total de 25,5 millones de euros irán a parar a centros y entidades de Zaragoza capital. Foto de archivo

Ante la falta de recursos humanos que atraviesan las principales actividades sociosanitarias, el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales hace un llamamiento para que se cubran esas plazas vacantes, para lo que no hará falta acreditación. “En este momento, la acreditación para trabajar en residencias para ser auxiliares no se les exige. Una persona que tenga experiencia porque haya cuidado a mayores o que haya trabajado en residencias, aunque no esté acreditada, puede inscribirse”, ha subrayado la consejera de ramo, Maria Victoria Broto, puntualizando que se empezará dando trabajo a aquellas que sí que presenten la titulación.

En este sentido, Broto ha indicado que en estos momentos hay más de 200 trabajadores de baja, aunque no es “la cifra real de personas que no van a trabajar”. “Tenemos otras muchas que están confinadas por motivo de que sus familiares están confinados, y tienen que estar en casa como pasa con otros trabajos. La situación de falta de personal es importante, pero como en el resto de la sociedad. Las residencias plasman lo que pasa en la sociedad”, ha explicado la consejera.

Por ello se harán dos listas, “porque en el Consejo Interterritorial se aprobó esta flexibilidad”. En estos momentos, según ha apuntado la consejera, se busca personal sanitario, de limpieza, gerocultores o también personal para trabajar en las cocinas.

119 brotes abiertos

El aumento de contagios que experimenta Aragón en los últimos días también tiene su incidencia en las residencias de mayores, que actualmente atraviesan por 119 brotes coronavirus abiertos. Hasta 507 personas hay afectadas, 279 residentes (20 de ellas hospitalizadas) y 228 trabajadores, según ha informado la consejera de Ciudadanía. No obstante, Broto ha asegurado que la “fotografía” que se puede ver en estos momentos es la de “muchas residencias que tienen positivos trabajadores”, es decir, hasta en 60 centros sólo hay contagios entre el personal, y en otros 70 “solo tenemos una o dos personas positivas”, ha indicado Broto.

Con todo, la consejera ha expresado que la vacunación “se nota”, porque cuando comenzó la campaña en diciembre de 2020 “teníamos 43 brotes abiertos, y ahora 119, pero entonces teníamos 1.543 personas positivas y ahora he hablado de poco mas de 500”. “La situación es muy diferente gracias a la vacunación”, y también gracias a la labor del personal de las residencias que “están haciendo muy bien su trabajo”.

A pesar de todo, las cifras de vacunación en las residencias aragoneses invitan al optimismo. Los usuarios “están vacunados todos, con alguna excepción”, pero esa excepción es “residual”, y respecto a los trabajadores, “alrededor de un 2% de los trabajadores no están vacunados”. “La vacunación no es un problema”, ha señalado.

Prórroga del pasaporte Covid

Entre las situaciones para las que se exige el pasaporte Covid y que se han prorrogado hasta el 8 de febrero, se encuentra la de visitas a familiares en las residencias. Si el centro sufre un brote de coronavirus se cancela cualquier acompañamiento, pero “siempre que no haya brote pueden entrar los familiares con el pasaporte Covid”.

Broto ha insistido en que no le gustaría tener que tomar la decisión de confinar a los residentes en sus habitaciones, y que, si se llegara a dar, con una población vacunada y unos contagios que no tienen la misma virulencia, “sería, de alguna manera, atacar a los mayores en su bienestar emocional, y eso tenemos que cuidarlo”. “Vamos a mantener la mayor libertad dentro del centro y seguiremos con las instrucciones que planteamos en Navidad, que siguen siendo necesarias”.

Dos nuevas bolsas de empleo ante la nueva ola de contagios

En este contexto, el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha abierto dos bolsas de empleo para dar respuesta a la demanda de personal en las residencias privadas derivada de la nueva ola epidémica. En ambos casos, el llamamiento es para trabajar en residencias de entidades sociales y mercantiles.

La primera de las bolsas se refiere a trabajadores con titulación en técnico en cuidados auxiliares de enfermería, técnico en atención a personas en situación de dependencia, certificado de profesionalidad de atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales, cualificación profesional de atención sociosanitaria en el domicilio, gerocultor o auxiliar de ayuda a domicilio.

En la segunda de las bolsas de trabajo no se requerirá titulación, pero sí experiencia como cuidadores o en servicios auxiliares (cocina, limpieza, mantenimiento…).

Los interesados podrán inscribirse rellenando los cuestionarios que aparecen en www.aragon.es.