El boletín de Harinera de esta nueva edición ha sido elaborado por la ilustradora zaragozana Laura Alloza

Harinera Zgz ha presentado este miércoles su programación para este primer cuatrimestre del año. Se trata de una oferta variada para un público de todas las edades y perfiles que incluirá actividades muy diversas como artesanía, música, arte textil o poesía. La idea, una vez más, es que este siga siendo un lugar que permita generar espacios de convivencia en torno a la cultura.

«Parte de los programas que presentamos no se han llegado a celebrar en ningún momento. Veremos que respuesta tienen, pero la acogida suele ser muy interesante. Además, las actividades infantiles también suelen tener una acogida brutal. Hay un caso de éxito como es Los domingos en Harinera que es probable que esta tarde ya no queden plazas», apunta el coordinador de Harinera Zgz, Diego Garulo.

Tras celebrar el pasado año su quinto aniversario, este emblemático espacio se sigue manteniendo como un punto de encuentro ya no solo del barrio de San José, sino de toda la ciudad. Por ello, la programación hasta el próximo mes de abril continuará con la misma idea de seguir generando espacios de convivencia y disfrute en torno a la cultura.

En esta línea, entre las actividades programadas, la memoria y los oficios en peligro de extinción volverán a estar muy presentes con el aprendizaje de técnicas de amasado de barro, el tejido de mimbre o el trabajo del cuero de la mano de colectivos como la Asociación Claracol, Cuericos o las Boráx colectiva cerámica. Junto a ellas, el arte textil y el bordado también serán protagonistas.

Por otro lado, el teatro, el circo y la música con sabor comunitario seguirán llenando las tardes gracias al amplio surtido de actividades para infancia y adolescencia, mientras que el pensamiento colectivo y el diálogo también tomarán forma a través de diferentes jornadas. Y es que, pese al difícil momento por el que atraviesa la cultura, el balance de 2021 refleja que se ha llegado «a una ocupación altísima de las actividades en torno al 85%».

Además, la programación también cuenta con numerosas actuaciones dirigidas a colectivos vulnerables, como es el caso de «Andar de Nones», que acercará a personas con diversidad psíquica a las artes plásticas, o «Raíces murales», a través del cual jóvenes cuya lengua vehicular podrán expresarse con la realización de una pintura mural.

El boletín de Harinera ha sido realizado por la ilustradora Laura Alloza

Todas las actividades podrán consultarse en la nueva edición, tanto impresa como digital, del boletín de Harinera que, como viene siendo habitual, es realizado por algún estudio o diseñador local. En esta edición, la elegida ha sido la ilustradora zaragozano, Laura Alloza, que asegura haber querido «representar la figura de la Harinera como una mujer que está formada por muchas personas, un gran edificio, una gran comunidad ya que este es un espacio abierto a que cualquier persona participe».

Así, en su interior, este boletín guarda detalles e ilustraciones elaborados por la artista que ha cuidado cada detalle. «He querido que el boletín tuviese un tacto suave que ya fuera agradable nada más tocarlo. En el interior también he incluido al final un calendario para poder apuntar cada actividad e, incluso, unas ilustraciones en pegatinas para poder utilizar en las diferentes páginas», ha explicado Alloza.

Dada la situación sanitaria, todas las actividades programadas requieren una inscripción previa a través del correo electrónico de Harinera Zgz- Además, también se mantendrán una serie de restricciones de aforo para que todo el público asistente disfrute con una mayor comodidad.