Varias patrullas de la Guardia Civil se activaron para localizarle e interceptarle, reteniendo el tráfico para evitar un posible accidente

Un hombre de 58 años está siendo investigado por conducir en sentido contrario durante más de diez kilómetros por la autovía A-2 hasta el kilómetro 330, dentro del término municipal de Zaragoza. Se le imputa un presunto delito de conducción temeraria.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado 7 de enero, cuando varios ciudadanos alertaron al 062 de que un vehículo estaba circulando en sentido contrario a la altura del kilómetro 320. Varias patrullas de la Guardia Civil se activaron para localizarle e interceptarle, reteniendo el tráfico para evitar un posible accidente.

La rápida actuación de la Guardia Civil permitió detener al conductor en el kilómetro 330, ya dentro del término municipal de Zaragoza, y restablecer la seguridad vial. Las diligencias hecho fueron instruidas por especialistas de Atestados del Subsector de Tráfico, quienes emplazaron al presunto autor de los hechos a personarse ante la autoridad judicial.

NOTICIAS DESTACADAS