Concretamente el tribunal ve “un potencial vicio de inconstitucionalidad” en las restricciones horarias impuestas a hostelería

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) plantea de nuevo una cuestión de inconstitucionalidad en algunos artículos de la ley de Sanidad del Gobierno de Aragón sobre las medidas restrictivas contra la Covid-19. Concretamente el tribunal ve “un potencial vicio de inconstitucionalidad” en las restricciones horarias impuestas a hostelería.

La Sala Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha planteado nuevamente la cuestión en algunos de los artículos contenidos en la Ley de Cortes de Aragón 3/2020, de 3 de diciembre, (que establece el régimen jurídico de alerta sanitaria para el control de la pandemia Covid-19 en Aragón) y contra el artículo Único. Dos. del Decreto Ley 4/2021, de 8 de julio, que modifica la anterior Ley y establece el nivel 2 de alerta sanitaria en la Comunidad.

La providencia, hecha pública esta mañana, ha sido dictada por la Sala tras las alegaciones de las partes ante la negativa del tribunal a adoptar las medidas cautelarísimas solicitadas por bares y discotecas ante la restricción de horarios de Nochevieja (Auto del pasado día 30 de diciembre de 2021).

En la resolución dictada este viernes recuerdan los magistrados que los posibles vicios de inconstitucionalidad que ahora se ponen de manifiesto fueron planteados anteriormente cuando el tribunal denegó la adopción de medidas cautelarísimas solicitadas por la Federación de Cines de España ante la prohibición de poder comer en los cines (Auto del pasado 16 de julio de 2021).

Entienden los magistrados que podría existir “un potencial vicio de inconstitucionalidad” en los artículos (15.4, 18, 19 y Anexo II de la Ley de Cortes de Aragón 3/2020, de 3 de diciembre, y en el artículo Único. Dos. del Decreto Ley 4/2021, de 8 de julio) “que pueden haber quedado comprometidos, por vulneración de los artículos 9.3 –interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos-, 24 y 86.1, de la Constitución”. En este sentido explican que se está produciendo un manejo arbitrario de la técnica legislativa llegando a ser incontrolable para la jurisdicción contencioso-administrativa en vía cautelar, y que priva al interesado de su derecho a la tutela judicial efectiva.

Esta providencia suspende los plazos establecidos para la resolución de medidas cautelares en este asunto. Contra esta resolución cabe recurso de reposición en el plazo de cinco días. Según informan desde la Asociación Provincial de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas, ahora ellos, como parte demandante, tienen la opción de impugnar la decisión ya que determinar si es Constitucional o Anticonstitucional le correspone al Tribunal Constitucional, el TSJA no tiene competencia. Es algo que «están estudiando nuestros abogados».

El ocio nocturno reclama equiparar las ayudas a las de otras comunidades

El ocio nocturno representa uno de los sectores más afectados por las restricciones impuestas para el control de la pandemia. Ha permanecido mucho tiempo cerrado o ha sufrido limitaciones de aforo y horarios, y son muchas las pérdidas económicas que han denunciado una y otra vez. Para paliar esas carencias han reclamado ayudas que se han concedido al igual que para el resto de la hostelería, pero esas cuantías han sido «desiguales». Quieren recibir las mismas subvenciones que, por ejemplo, el sector percibe en Cataluña. «El ocio nocturno es el que más tiempo lleva cerrado. Como en Cataluña, es el que más debería recibir y sin embargo aquí en Aragón no es así, los bares y restaurantes están al mismo nivel», afirman fuentes de la asociación.

El Govern anunció en el mes de diciembre que destinaría 20 millones de euros en ayudas directas al ocio nocturno debido a las nuevas restricciones para hacer frente a la pandemia en Cataluña. Desde la Asociación de Salas de Fiesta y Discotecas de Zaragoza lamentan que en la Comunidad vecina ya se haya publicado la quinta convocatoria de ayudas a este sector, y en Aragón apenas una.

Además, critican y comparan las cantidades percibidas a través de estas ayudas, que ascienden a entre 1.000 euros y 3.000 euros en Aragón -según denuncian los hosteleros-, con los montantes económicos de Cataluña que oscilan entre los 15.000 euros en los establecimientos con diez o menos trabajadores, y los 120.000 euros para locales o negocios, de diez o más empleados y un aforo de 1.300 personas o más.

NOTICIAS DESTACADAS