Estado en el que han dejado algunas de las habitaciones

Así han dejado las casas destinadas a vivienda social los okupas desalojados de Las Armas

Basura esparcida por el suelo, puertas arrancadas y muebles destrozados. Este es el desolador panorama que han dejado los okupas de varios inmuebles en el número 49 de la calle de Las Armas, que han sido desalojados hoy por decisión judicial.

Tras esta decisión judicial, Zaragoza Vivienda continuará con la construcción de viviendas sociales en este edificio. Los okupas las paralizaron hace más de 2 meses, desde finales del pasado mes de noviembre.

El edificio alberga 8 viviendas cuyas obras de rehabilitación integral se incluyen en el programa del Área de Regeneración y Renovación Urbana de Zaragoza (ARRU). Esta situación, había generado preocupación en el seno de la sociedad puesto que el retraso causado por la ocupación ilegal del inmueble podría haber provocado el incumplimiento de los plazos de finalización de los trabajos, lo que conllevaría la pérdida de la subvención y, por tanto, el destino social de las viviendas.

La Sociedad Municipal denunció la situación desde el primer momento en los tribunales y ha seguido el proceso de cerca, intentando mediar y hacer todo lo posible para resolver el problema derivado por la ocupación ilegal del edifico. Zaragoza Vivienda recuerda que la obra se impulsa con el objetivo de ampliar el parque de vivienda del Ayuntamiento de Zaragoza, y, por tanto, ofrecer solución a los problemas de vivienda de familias vulnerables de la ciudad.

Esta situación, unida a la ausencia de cobertura legal para forzar el desalojo, generaba un perjuicio claro a las familias vulnerables que cumplen las condiciones necesarias para poder acceder una vivienda social.

El edificio situado en la Calle Armas 49 fue okupado en noviembre de 2021, mientras comenzaban los trabajos de su rehabilitación integral. Personal de Zaragoza Vivienda pudo comprobar cómo se habían manipulado las cerraduras de cada una de las viviendas, producido robos en el interior, vandalizado las zonas comunes y cómo se había sido puesto en funcionamiento el ascensor por personal no cualificado, ajeno al personal de Zaragoza Vivienda, algo especialmente peligroso para aquellos que lo utilizasen.

Los técnicos también advirtieron de la posibilidad de que se produjese un incendio era altamente probable dado que se habían establecido conexiones eléctricas ilegales ajenas a cualquier normativa.

Por ello, Zaragoza Vivienda, como propietaria del inmueble, dio todos los pasos indicados por el Área Jurídica desde que fue conocedora de la situación. Se denunciaron los hechos y se puso en conocimiento de los Servicios Sociales del Gobierno de Aragón que existían menores en el edificio, tratando de mediar con los ocupantes a través de trabajadores sociales y de entidades sociales especializadas.

En estos momentos, tras la intervención de la Policía Nacional y tras las medidas cautelares adoptadas por el juzgado atendiendo la petición municipal, se retomarán de inmediato los trabajos de rehabilitación del edificio tras la limpieza del mismo. Se trata de unas viviendas que forman parte de las 136 viviendas sociales que el Ayuntamiento de Zaragoza incorporará a su parque de vivienda municipal durante 2022 y que se sumarán a las 2.469 ya existentes con las que ya cuenta el Consistorio. En la zona de Zamoray-Pignatelli, en concreto en Armas 49, Cerezo 45 y Zamoray 14-16, suponen la rehabilitación integral de inmuebles del Ayuntamiento que llevaban años abandonados.

Zaragoza Vivienda

Zaragoza Vivienda es una Sociedad Municipal que sirve al interés general como prestadora y gestora del servicio público de facilitar el acceso a vivienda social a unidades familiares que cuentan con pocos recursos económicos.

Durante el último año, Zaragoza Vivienda ha realizado 155 asignaciones de vivienda. Uno de sus objetivos principales en la actualidad es incrementar el ritmo y agilidad de las mismas para reducir al máximo el tiempo que pasa desde que una vivienda se queda vacía y se vuelve a alquilar.

Zaragoza Vivienda cuenta con diferentes programas con los que cubre sus 2.469 viviendas destinadas a alquilar social y asequible. A la lista de solicitantes de alquiler se suman programas de alquiler para jóvenes universitarios, viviendas dedicadas a situaciones de riesgo de pérdida del domicilio habitual, alojamiento temporal para emergencias derivadas de siniestros o para casos de violencia de género.