El entrenador del Real Zaragoza ha vuelto a dirigir a los suyos en la Ciudad Deportiva. Foto: Real Zaragoza

La competición no da tregua y el Real Zaragoza ya tiene la mente puesta en el partido fijado este sábado ante el Málaga. Según ha señalado el míster, Juan Ignacio Martínez, “ante el Valladolid y el Ibiza se ha mantenido un buen tono”, pero no ha dado para ganar y se debe hacer “algo más”. Así lo ha declarado en la previa del choque, donde también ha señalado que se va recuperando “el ADN” perdido en los últimos duelos. Uno de los grandes atractivos del duelo es la vuelta de Natxo González a La Romareda.

Para el duelo en el Municipal, el entrenador ha señalado que saldrán “a buscar al rival”, como hicieron en Ibiza, pero ha dejado claro que se trata de “un partido diferente”. El Ibiza “es ofensivo y va a buscarte”, mientras que el Málaga, con la llegada de Natxo González, no parece que vaya a ser ofensivo. “Será un partido más costoso de trabajar”, ha declarado en sala de prensa.

Lo cierto es que en el vestuario se preguntan qué es lo que tienen que hacer para ganar. Fue muy duro en el trayecto del hotel, el aeropuerto y el avión. “Hay una respuesta obvia que es que cada uno haga lo que deba”, ha declarado, siendo conscientes de que “puede pasar lo que pasó ante el Ibiza”. De lo que también son conscientes en el vestuario es de que “en cuatro minutos no se te puede ir el trabajo de todo un partido”.

Por otra parte, tras la comparecencia de Miguel Torrecilla, JIM ha reiterado que la ambición no puede ser mantener la categoría. Lo importante es ganar al Málaga y, después, seguir ganando partidos para meterse “en el lío” las últimas 10 jornadas. “Esa ambición la tiene Miguel Torrecilla, la tiene el equipo y la tengo yo, pero tenemos que pensar en Málaga”, ha señalado. Además, tiene claro que sus jugadores “ponen la voluntad y la actitud”, por lo que hay que trasladarlo a La Romareda.

Quienes están ya listos para contar con minutos son los nuevos fichajes, y ha afirmado que, si tienen que jugar de inicio, “pueden hacerlo”. Jaume ha jugado, aunque en los últimos compases, y Eugeni y Merino merodean la cabeza del entrenador. Eso sí, la convocatoria se dará el mismo sábado porque están pendientes de las pruebas. Únicamente está entre algodones Bermejo.

Por último, el míster ha afirmado que la masa social del Real Zaragoza “es la envidia” de los equipos de Segunda y hasta de Primera. “Ya quisieran muchos clubs congregar esta afición”, ha declarado. Por tanto, respeta cualquier manifestación, pero “deben saber de la necesidad del equipo”. “Todos queremos lo mejor, pero el equipo necesita su aliento”, ha sostenido el entrenador.

NOTICIAS DESTACADAS