El proyecto definitivo incorpora algunas modificaciones para mejorar la movilidad con las calles del entorno

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado este viernes de forma definitiva el proyecto de reforma de la avenida de Cataluña entre la Z-30 y el paso elevado del ferrocarril, junto a la calle Veintitrés de Abril. La reforma supondrá una inversión de 4,5 millones de euros para transformar la antigua carretera en una calle arbolada, con aceras amplias accesibles y espacios de descanso, y desde el Ayuntamiento se espera que las obras comiencen a finales de este 2022.

La nueva avenida será más segura para sus vecinas y vecinos. Mantendrá los dos carriles de circulación por sentido pero se creará una mediana de dos metros de ancho con vegetación que actuará como «refugio» donde poder parar al cruzar por los pasos de cebra. En ella habrá también alumbrado para mejorar la iluminación de la vía.

El proyecto definitivo incorpora algunas modificaciones para mejorar la movilidad con las calles del entorno. Fruto de las alegaciones presentadas durante el trámite de información pública, y que se han estimado parcialmente, esa mediana se abrirá frente a las calles Santo Domingo y Lécera para facilitar los giros y se creará un nuevo paso de peatones.

La reforma integral de la avenida de Cataluña supondrá también la renovación de todas las conducciones de agua y saneamiento

Las aceras, por su parte, oscilarán entre los 10-12 metros y sobre ellas se distribuirán una veintena de zonas ajardinadas en las que se plantarán más de 80 árboles y otro tipo de vegetación. Se instalarán bancos que ayuden a crear espacios de descanso y alumbrado led de bajo consumo específicamente dirigido hacia las aceras para mejorar la seguridad de los peatones. Además la avenida contará con un carril bici segregado de la calzada y separado de ésta y del aparcamiento por una banda de entre 1,2 y 1,6 metros, lo que dará mayor seguridad a sus usuarios.

La reforma integral de la avenida de Cataluña supondrá también la renovación de todas las conducciones de agua y saneamiento que discurren por el subsuelo, algunas de ellas de más de medio metro de diámetro.

La consejera de Infraestructuras, Patricia Cavero ha destacado que «después de años de reivindicaciones la reforma de la avenida de Cataluña avanza de forma decidida». «Tenemos ya proyecto, además mejorado con aportaciones, y seguimos dando pasos. Ponemos en marcha el procedimiento para poder licitar la obra y que las máquinas puedan empezar a trabajar en el último trimestre del año», ha añadido. En total, se intervendrá sobre una superficie de 23.890 metros cuadrados a lo largo de 477,8 metros de avenida y la previsión es que las obras se prolonguen durante 14 meses.

Nueva rotonda bajo el puente del ferrocarril

La consejera ha explicado que de forma paralela el área de Infraestructuras está trabajado ya para definir el siguiente proyecto de la avenida Cataluña: la creación de una rotonda bajo las vías del ferrocarril.

Se trata de una intervención compleja ya que la renovación de todos los servicios necesarios y la nueva configuración están condicionados por la estructura del puente, que da soporte a dos líneas de tren: la del Ave y la del ferrocarril convencional. Para analizar todos esos condicionantes y sus soluciones ya se han establecido los primeros contactos con Adif, con el objetivo de impulsar el proyecto constructivo a lo largo de este año.