Centenares de personas se han concentrado este sábado en la plaza del Pilar de Zaragoza para mostrar un rotundo "No a la Guerra"

Centenares de personas se han concentrado esta tarde contra la invasión rusa a Ucrania en la plaza del Pilar de Zaragoza. Ucranianos y muchos zaragozanos se han unido en una sola voz exigiendo un rotundo “no a la guerra”. La concentración ha contado con un minuto de silencio para “los héroes que han perdido la vida durante los combates”.

La presidenta de la Asociación Ucraniana de Residentes en Aragón, Alina Klochko, ha leído un manifiesto en el que ha aclamado que “hay que proteger el territorio de Rusia y de Putin”. La mayoría de los manifestantes ucranianos no han podido contener las lágrimas mientras se cantaban el himno del país. Los nervios estaban a flor de piel mientras se gritaba a viva voz “Putin asesino” o “No a la Guerra”.

Los aplausos no han parado de cesar y solo se han visto frenados con los gritos exaltados. Familias enteras lamentaban a gritos las duras condiciones a las que se está enfrentando su pueblo. Las pancartas, fijas en el aire, muestran el deseo por la paz, pero también hay espacio para la denuncia. Muchas de ellas claman por «Putin asesino» o «Putin terrorista».

“Estamos muy contentos de que ahora nos escuchen y nos vean. Están bombardeando los pisos de los civiles”, ha continuado Klochko. “Nadie sabe donde un loco parará”, ha lamentado la presidenta sobre Putin. Un nutrido grupo de autóctonos ha querido acompañar al pueblo ucraniano en este momento tan difícil. Muchos de ellos han acudido con banderas ucranianas y con mascarillas pintadas de color azul y amarillo.

La presidenta también ha hecho un llamamiento a la coolaboración y ha pedido ayuda humanitaria a los zaragozanos y aragoneses para sus compatriotas, ahora en una situación tan complicada. En las últimas horas, Aragón ha declarado que acogerá a refugiados ucranianos.

LO MÁS VISTO