La inspección se produjo el sábado por la noche

La Policía Nacional ha inspeccionado dos pubs de fiesta este sábado en el entorno de la calle Fita y otro en la calle María Lostal de Zaragoza. Las intervenciones cerraron la noche con 281 personas identificadas y varias actas delictivas. Entre ellas, tres actas por drogas, dos por falta de respeto a la autoridad, un acta por presencia de menores y once citaciones de extranjería, sin ningún detenido. Uno de los bares también acabó multado por exceso de aforo.

Esta intervención está dentro de acciones de prevención de la delincuencia en estas zonas de fiesta de la capital aragonesa que, en los últimos meses, han sido protagonistas de violentos altercados o de fuertes robos. No solo esto, los vecinos denuncian graves problemas de ruido, suciedad e inseguridad.

Los locales inspeccionados se encuentran uno en la calle Eduardo Dato, el pub Dèja Vú; otro en la calle Bernardo Fita, el local Hadas y Duendes; y el último en la calle María Lostal, la sala Chocolat. La última intervención de este tipo se realizó en la sala Garden en la calle San Juan Bosco, en la que se identificó a 626 personas.