El técnico busca junto a sus hombres la cuarta victoria consecutiva

Sin levantar los pies del suelo, pero tampoco perdiendo de vista la perspectiva histórica del Real Zaragoza. Así se ha mostrado Juan Ignacio Martínez en la previa del choque ante el Fuenlabrada, buscando la cuarta victoria consecutiva. Ha vuelto a salir a escena la famosa “pomada” en las preguntas, sin querer separarse el míster del cortoplacismo, pero sí ha recordado algo importante: “Si el Real Zaragoza es un equipo que aspira a mantener la categoría apagamos el chiringuito y nos vamos todos”.

Así de rotundo se ha mostrado el alicantino, recordando que en una temporada marcada por la irregularidad ahora no puede hablar con la boca grande “de playoff”, insistiendo en que no se puede “hablar a largo plazo”. Una sensación que cala en el vestuario, a tenor de las palabras de Bermejo de este martes, una demostración de que “están alerta porque viene un rival que engaña” como es el Fuenlabrada, que además acaba de cambiar de inquilino en el banquillo con la llegada de Sandoval.

En el once hay varias dudas. Parece claro que volverá Jair junto a Francés al centro de la zaga, pero el estado físico de Francho y Grau medirá el regreso o no de Petrovic a la medular. El primero se ha ejercitado con el grupo, mientras que el segundo ha realizado la primera parte para luego proseguir con carrera continua al margen. Sobre el serbio ha valorado que al equipo le “da muchísimo” y puede ser una baza, por sus centímetros, para frenar el balón parado del rival. “Buscamos darle al rival las menos posibilidades a balón parado porque es una acción que hoy en día da muchos puntos y te quita muchos también”, ha corroborado.

Otro hombre que está tirando a cabezazos la puerta de la titularidad es Iván Azón. “Más allá de que sea titular o revulsivo, Azón es joven”, ha recordado JIM, mostrando su alegría por que “se familiarice con el gol” y también por la importancia de los dos últimos anotados ante Sporting y Almería. “Lo veo como un jugador importante de la plantilla, que tiene que ir acumulando experiencia para ser un jugador de futuro”, ha valorado.

No obstante, parece que Sabin Merino seguirá como nueve titular. “Lo más importante es que no estáis cuestionándole, por lo que le veis muchas cosas que aporta al equipo”, ha explicado el entrenador. En este sentido, ha admitido que “los delanteros viven del gol, pero muchas veces hacen un trabajo que aprovechan otros compañeros”. En el caso de Sabin, “profundidad, desmarques de ruptura y mucho trabajo”.

Delante del Real Zaragoza está el reto de conseguir por primera vez cuatro victorias consecutivas desde que arrancó la pandemia, así como la tercera al hilo en La Romareda.