Iván Azón reencontró el camino del gol en la derrota ante el Leganés. Foto: LaLiga

La temporada que está cuajando Iván Azón en el Real Zaragoza de revulsivo puede calificarse como sobresaliente. El joven delantero, de tan solo 19 años, acumula cinco goles esta temporada tras ver puerta ante el Amorebieta y ha igualado al máximo artillero, Álvaro Giménez. Además, el canterano lo hace con una brillante media goleadora, porque su promedio esta campaña es de un gol cada 188 minutos.

Desde que se quitó la losa del gol ante el Leganés se ha reencontrado con la cara alegre del fútbol de forma impensable. Corría el minuto 89 cuando anotaba el gol de la honra zaragocista en Butarque, algo que parecía a todas luces intrascendente. El partido estaba controlado por los locales y el cuadro de JIM cosechaba una nueva derrota.

Sin embargo, fue el comienzo de una gran historia goleadora, porque ante el Sporting de Gijón daría la victoria al equipo maño de la mejor forma posible. Los asturianos acababan de empatar el encuentro en el descuento cuando el Real Zaragoza ya saboreaba la victoria, pero no quedaría ahí. En un despeje de Vada, el delantero robaba un cuero que le plantaba solo ante el arquero gijonense y lograba definir para dar el triunfo en el 96.

Almería y Fuenlabrada serían sus siguientes víctimas. Ante los andaluces, el gol de Azón sirvió para certificar un triunfo vital que tumbaría al equipo más poderoso de la categoría. Y frente al Fuenlabrada, supuso el comienzo de una remontada que terminaría en victoria maña. De hecho, únicamente en la derrota ante el Cartagena por 3-0 no ha logrado saborear el gol.

El míster reconoció que se había ganado un puesto en el once titular, pero también es cierto que como mejor rinde Azón es desde el banquillo. Aun así, sería muy posible verle de inicio la próxima jornada ante el Tenerife, y más después de ver cómo Álvaro y Sabin se han quedado estancados ante el gol. El canterano puede tener su hora para demostrar que es tan buen titular como revulsivo.

LO MÁS VISTO