El edificio donde se ubica, entre las calles Manifestación y Prudencio con fachada y balcones a las dos calles, fue convertido en hotel para la Expo del 2008

El hotel San Valero reabrirá sus puertas este martes después de una década cerrado, y posteriormente okupado. El edificio donde se ubica, entre las calles Manifestación y Prudencio con fachada y balcones a las dos calles, fue convertido en hotel para la Expo del 2008, cerró poco después por la crisis de esos años y, tras permanecer diez años, cerrado fue okupado. Tras su desalojo y estado ruinoso, el hotel San Valero vuelve a la vida de la mano de la empresa Alojamientos Zaragoza, de los hermanos Lardiés.

El grupo familiar de Daniel, Tamara y Laura Lardiés está formado por la empresa constructora Arcocubico que se ha hecho cargo de la remodelación del hotel en la que han invertido más de diez meses y AZalojamientos que se encarga de la gestión de más de 30 apartamentos turísticos, el Botanic Hostel y este nuevo establecimiento.

El hotel San Valero dispone de 29 habitaciones repartidas en cinco plantas con balcones en las calles Manifestación o Prudencio. Se define como un Hotel Boutique en el que los detalles están cuidados al máximo para hacer de la estancia una experiencia única: muebles hechos a medida, vidrieras en la fachada de la calle Prudencio, fotografías antiguas de Zaragoza de Coyne y de Roisin, rincón de café e infusiones cortesía del hotel, cafetería salón para poder celebrar reuniones o descansar, espacio para eventos…