"Semana Santa en la memoría" se podrá ver hasta el 23 de abril en Gran Vía. Foto: Laura Trives

Una devoción con 700 años de historia: la Semana Santa de Zaragoza vista a través de la fotografía

Como ya adelantábamos desde Aragón Digital el 24 de marzo a través de la publicación de la Asociación Cultural Anteayer Fotográfico Zaragozano, relativa al Santo Entierro de 1906; hoy se ha inaugurado en la Gran Vía zaragozana la exposición “Semana Santa en la memoria, fotógrafos y pioneros” organizada por el Ayuntamiento de Zaragoza y la Asociación para el Estudio de la Semana Santa, que se extenderá hasta el 23 de abril.

En ella se muestran las fotografías más antiguas conocidas, tomadas de la Semana Santa zaragozana, que comprende el periodo desde 1870 a 1911. Una de las colecciones de mayor relevancia que se incluyen en la muestra pertenece a Javier Velázquez López, comisario de la exposición; es precisamente la serie de ocho fotografías tomadas del Santo Entierro de 1906, documentadas y datadas gracias a la colaboración de Anteayer Fotográfico Zaragozano, que se prestó desinteresadamente a ello atendiendo a la solicitud del propietario de las imágenes.

Del mismo modo, esta asociación documentó la fotografía que abre la muestra expositiva, se trata de un cliché original de Fototipia Thomas datado en 1909 en el que aparece la fachada de la iglesia de Santa Isabel de Portugal, colaborando igualmente con diferentes aportes acerca de la datación, documentación y contextualización de otras imágenes que aparecen en la muestra, como las tres albúminas del Cristo de la Cama realizadas por los fotógrafos Hortet, en 1870; Judez y Larruy, en 1883; y Enrique Beltrán, ca. 1903.

El Paso de la Piedad saliendo de la iglesia de San Cayetano es una de las imágenes más bellas de la procesión del Santo Entierro. A finales del siglo XIX y principios del siglo XX los cofrades la llevaban a hombros, mientras que el próximo Viernes Santo saldrá en un paso con ruedas. Entonces, entre 1870 y 1911, la procesión del Santo Entierro era la única que llenaba de pasión y devoción las calles de Zaragoza y la Hermandad de la Sangre de Cristo la única «cofradía», pues por aquel entonces todavía no existía ese término, de la Semana Santa. Ahora, unos cuantos años después, ya son 53 procesiones las que harán vibrar la ciudad en apenas unos días gracias a 25 cofradías. Una tradición que cambia, aunque el sentimiento permanezca intacto, y cuya evolución se podrá ver en la exposición «Semana Santa en la memoria» que se ha inaugurado este lunes en la Gran Vía de Zaragoza.

A través de 52 fotografías procedentes de colecciones particulares y archivos como el del Instituto de Estudios Turolenses, los visitantes podrán observar cómo era aquella Semana Santa de finales del siglo XIX y principios del XX gracias al trabajo de fotógrafos que fueron pioneros en el arte de captar la emoción que ya se respiraba en las calles por aquel entonces. Aunque, eso sí, la Semana Santa de entonces tenía un aire mucho más solemne y un acompañamiento musical escaso en comparación con esos redobles y bombos que en el hoy vibran más que nunca.

«El handicap que tiene esta exposición es que la imagen puede parecer reiterativa pero hay que tener en cuenta que entonces solo había una única procesión con una única cofradía. Además, los recursos fotográficos de ese momento también eran limitados y solo se podía hacer la foto de los pasos cuando salía el sol a primera hora de la mañana. Sin embargo, el aspecto más interesante de la exposición es que recoge diferentes técnicas y de alguna manera podemos comparar unas imágenes con otras según el transcurso del tiempo. Vemos diferencias tanto en la imagineria como en la forma de llevar los pasos, como lo que es el público en general», ha asegurado el presidente de la Asociación para el Estudio de la Semana Santa, Ricardo Navarro.

Con imágenes en color sepia y en blanco y negro, se puede ver cómo el público zaragozano esperaba ya por aquel entonces la salida de los diferentes pasos de la iglesia de San Cayetano. Un sentimiento que no se ha perdido con los años y que, tras dos años de parón, volverá a las calles de Zaragoza en apenas unos días. «Queremos demostrar nuestra apuesta por la Semana Santa en un año en el que vuelve a las calles con una exposición, también en la calle, en la que se puede ver la historia de una de nuestras tradiciones más fuertes. En 2014 fue declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional y supone ya no solo una festividad religiosa sino un atractivo turístico para todos los que nos visitan esos días», ha comentado la vicealcaldesa y concejal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Sara Fernández.

La muestra se podrá ver hasta el 23 de abril en la Gran Vía y demostrará así que la emoción, la pasión y la devoción de la Semana Santa no cambia por muchos años que pasen.

NOTICIAS DESTACADAS