Un total de 73 cortometrajes serán los que conformen la sección oficial a concurso del 50º Festival Internacional de Cine de Huesca. La cita oscense contará con obras proveniente de 25 países, siendo España con 21 propuestas el más representado; justo por detrás destaca Francia con 9 y México con 7, el “top-5” lo completan Alemania y Bélgica, cada uno con 4. Un arduo proceso de selección de entre los 1.955 trabajos llegados de 87 países; “el corte ha sido complicado en esta edición por el elevado nivel técnico y de guion, pero si algo destaca sobremanera en este 2022 es el gran trabajo actoral” apuntaba Rubén Moreno, director de la cita altoaragonesa.

Los tres concursos que componen el certamen se dividen las producciones: 28 en el Internacional, 30 en el iberoamericano y 15 en el documental. Más de 1.300 minutos de metraje donde se tocan las relaciones humanas y de familia, temáticas de género, LGTBI+ o incluso algunas propuestas de corte deportivo; un crisol de temas y perspectivas donde obtiene una mayor relevancia, aunque de forma transversal e integrada, la pandemia.

Los datos arrojan una destaca presencia de nuevas voces y talentos del mundo audiovisual, más de un 40% del total (30) son óperas primas o provienen de escuelas de cine, algunas tan destacadas como la ECAM o la Elías Querejeta Zinescola en España, la Universidad de Antioquía en Colombia o la Universidad Iberoamericana de Ciudad de México. “Ser un foco de atracción para nuevas voces y talentos es un signo inequívoco de la potencialidad contrastada de Huesca como festival dentro del sector” afirma Moreno. También es reseñable el número de directoras que llega a 28, confirmándose un año más el género documental donde mayor presencia obtienen, 10 de los 15 trabajos a concurso están dirigidos por una realizadora.

El Festival Internacional de Cine de Huesca presenta así el eje central de su programación en lo que serán sus “bodas de oro”. Del 10 al 18 de junio los cortometrajes elegidos competirán por los más de 24.000 euros que reparte la cita en premios. Un palmarés donde brilla especialmente su máximo galardón, el Premio Danzante; un galardón dotado con 5.000 euros en cada uno de los tres concursos y que clasifica directamente para la preselección de los Premios Oscar.

Un año más el Teatro Olimpia será la sede principal donde se proyectarán de forma gratuita las sesiones presenciales, pero se mantiene el formato online (activo desde 2015) como una herramienta complementaria que dota a los realizadores de una ventana adicional para hacer llegar su cine hasta personas que no pueden desplazarse hasta la capital oscense.

NOTICIAS DESTACADAS