El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha visitado este miércoles la Iglesia de San Cayetano

San Cayetano se engalana para acoger los días grandes de la Semana Santa zaragozana

Tras dos años de parón por la pandemia, la Semana Santa ha regresado en abril de 2022 con más fuerza que nunca. Este periodo marcado en el calendario al fin ha recuperado su normalidad habitual y las procesiones vuelven a inundar las calles y espacios aragoneses. Este mismo miércoles, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha podido admirar los pasos procesionales de las cofradías recogidas en la Iglesia de San Cayetano, que se engalana para acoger los días grandes de la festividad en Zaragoza.

“La Semana Santa es un elemento central de nuestra cultura que ha dado lugar a arte y espectáculos grandiosos por las calles de las ciudades españolas y particularmente aragonesas”, ha manifestado el líder de la DGA, que ha visto de cerca “imágenes bellísimas” en esta capilla.

Un fenómeno cultural que merece ser respetado en todas y cada una de sus vertientes. Una tradición acogida con mucha emoción y entusiasmo por sus seguidores más acérrimos, que confían en que la climatología se porte de la mejor manera posible. Sobre todo en la capital aragonesa, que aúna un cuantioso número de cofrades.

De hecho, según ha explicado el presidente de la Junta Coordinadora de Cofradías, Mariano Julve, en la capital aragonesa hay hasta 25 cofradías con un total de 16.000 cofrades. Organizan 53 procesiones a lo largo de estos nueve días y otras actividades durante todo el año, además de obras sociales.

Todavía restan cuatro días intensos repletos de pasión y devoción por la figura de Jesucristo con alicientes como la Procesión del Santo Entierro este viernes o la Resurrección de Cristo el Domingo de Pascua.

NOTICIAS DESTACADAS