Xisco Muñoz admite que es un partido especial. Foto: web S.D. Huesca

“Es un partido de alma, de jugar con corazón”. Así habló Xisco Muñoz del encuentro que este domingo enfrente a la Sociedad Deportiva Huesca y al Real Zaragoza. El entrenador del cuadro oscense vivirá su primer duelo ante los blanquillos como entrenador azulgrana y, aunque no lo podrá hacer desde el banquillo por sanción, lo considera “un partido especial, de los que hacen afición».

En este sentido, ha apuntado en la rueda de prensa previa que se van a «encontrar un campo lleno, y eso es bonito. Es un partido en los que se hace sentimiento, y tenemos que estar a un buen nivel. Tendremos delante un equipo en buena dinámica, y seguramente se decidirá por pequeños detalles. Tendremos que estar muy atentos a todos los momentos del juego, porque así son los derbis”.

“Vamos paso a paso, creo que es muy importante seguir con la dinámica de los últimos partidos en casa. Estamos en un momento muy bueno y queremos seguir creciendo. Son tres puntos muy importantes para nosotros”, ha reconocido el técnico, considerando que debe notarse esto último desde el arranque. “Hay que salir como en los últimos partidos, fuertes y unidos. Juntos es todo más fácil, y es más sencillo iniciar bien el partido”, añade.

El control emocional parece otra de las claves para lograr la victoria, donde Xisco apela a la experiencia de sus jugadores. “Tenemos que tener control de las emociones, que nos nos afecte ninguna situación. Los chicos están preparados, son maduros, y sabremos darle el equilibrio necesario”, valora.

“A mí me encantan los derbis. Son algo especial, y siempre me ha gustado jugarlos. Es importante que se jueguen con el corazón, que tengan alma. Mañana todos debemos ser un ejemplo, las dos aficiones. De venir a divertirse, de apoyar a su equipo desde el respeto. Es algo importante para el fútbol», ha concluido el entrenador de la S.D. Huesca.