Ambiente deportivo y festivo en la mañana de domingo dedicada a la Ponle Freno.

Unos 1.600 zaragozanos han dedicado la mañana de este domingo a participar en la carrera Ponle Freno, una de los eventos de deporte popular más instaurados en toda la geografía española. Con la plaza del Pilar como sede, los deportistas aficionados han disfrutado de una soleada mañana en la que correr tenía un objetivo benéfico.

Hasta tres categorías diferentes se han podido disputar a lo largo de este domingo bajo el sello Ponle Freno. Una primera carrera, de cinco kilómetros, y una segunda, de diez, han abierto la jornada competitiva. El recorrido, el mismo en las dos carreras, arrancaba en la plaza del Pilar, en dirección al puente de Santiago para recorrer el paseo de la Ribera hasta el puente de la Unión, por donde se cruzaba de vuelva a la margen izquierda del Ebro. El paseo Echegaray y Caballero era el último tramo de un recorrido que, de nuevo, culminaba en la plaza del Pilar.

Tras la finalización de las dos categorías adultas, con reconocimientos para los vencedores masculinos y femeninos de ambas competiciones, llegaba el turno de los más pequeños. Las carreras infantiles se han desarrollado dentro de la propia plaza del Pilar, en un recorrido marcado por conos y vallas, además de la recta de salida y llegada de las pruebas mayores.

Todo lo recaudado por las inscripciones a la edición zaragozana de Ponle Freno se ha destinado a la asociación STOP Accidentes. En concreto, para su área de prevención, que desarrolla, con un mensaje cercano y emocional basado en la experiencia personal vivida por las víctimas y sus familias, a través de tres proyectos dirigidos a aquellos colectivos en los que se ha identificado los principales riesgos y las posibles situaciones de vulnerabilidad en materia de movilidad, todo ello con el fin de llegar al Objetivo de Cero Víctimas de siniestros viales.

Zaragoza ha sido una de las nueve ciudades españolas que este año acogerá alguna de estas pruebas presenciales. El objetivo de Ponle Freno para este 2022 es llegar a los máximos puntos posibles de España tras recuperar la normalidad gracias a la bajada de la presión de la pandemia.