Más del 60% de las tierras de toda la cuenca del Ebro que se van a transformar en regadío se encuentran en Aragón

Aragón lidera la transformación de secanos en regadío del país y suma la conversión de 29.000 hectáreas a las ya existentes. Además, más del 60% de las tierras de toda la cuenca del Ebro que se van a transformar en regadío se encuentran en nuestra Comunidad, lo cual supone un total de 37.000 hectáreas, mientras que en Cataluña hay 13.000 y en Navarra, 9.000. Desde el Gobierno de Aragón han expresado su satisfacción y que esto es «muy importante» para el medio rural, para combatir la despoblación y para darle fuerza al sector agroalimentario.

Así lo ha destacado el presidente de la Comunidad, Javier Lambán, este miércoles junto al consejero de Agricultura, Joaquín Olona, minutos antes de reunirse con las comunidades de regantes. «Somos la región donde más se está invirtiendo y donde se están desarrollando las obras más importantes en materia de regulación», ha señalado Lambán.

Para el actual Gobierno ha sido «una prioridad absoluta» no solo la modernización de regadíos, sino también la creación de nuevos, ha recordado el presidente: «Ese ha sido el empeño compartido del consejero Olona y mío propio desde el año 2015». Y es que desde finales del siglo XX no se creaban nuevos regadíos en Aragón, por lo que «en 2015 reanudamos la buena praxis de seguir transformando los secanos en regadíos». En este momento «ya hay 29.000 hectáreas sometidas a un nuevo método de transformación de regadíos, un nuevo método de financiación del mismo, lo cual va a ampliar las hectáreas de regadío existentes», ha explicado Javier Lambán. Pero, además, «conseguimos que después de la suscripción del plan se ampliaran para Aragón 9.000 hectáreas más en La Litera, Bardenas y algunos otros lugares del territorio», ha apuntado.

Reunión con las comunidades de regantes

Lambán ha subrayado el interés que tenían tanto él como el consejero Olona «en mantener una reunión con las principales representaciones de los regantes aragoneses». Y concretamente con tres finalidades fundamentales: «Hacer una valoración del Plan Hidrológico 2022-2027, recientemente suscrito por el Gobierno de Aragón; planificar juntos cuál va a ser el futuro de todo lo relacionado de la gestión del agua; e instarles a que en la Mesa del Diálogo del Agua sería bueno que, cuanto antes terminaran sus trabajos, se produjera un acuerdo», ha explicado el presidente autonómico.

También ha querido recordar que a política del agua «siempre ha sido objeto de grandes acuerdos en Aragón desde el año 92 con el Pacto del Agua», que ha ido conociendo diversas modificaciones, adaptándose a las nuevas realidades económicas y, sobre todo, legislativas y medioambientales.

Javier Lambán ha puesto en valor a los regantes, afirmando que «son un instrumento formidable»

Javier Lambán ha puesto en valor a los regantes, afirmando que «son un instrumento formidable» y, «sin ningún tipo de duda y junto a las cooperativas y organizaciones agrarias, los tres elementos sobre los que se sostiene la actividad agropecuaria de nuestra Comunidad». Por eso, ha hecho hincapié en que la reunión iba a ir justamente en esa dirección: «En mantener un diálogo constante con ellos, valorar la actual situación y planificar el futuro y les voy a instar a que, siguiendo la tradición pactista que los aragoneses aplicamos a todos los ámbitos de la vida, seamos capaces de llagar pronto a un acuerdo en la Mesa del Diálogo del Agua».

Plan Hidrológico

«Nosotros estamos muy satisfechos del Plan Hidrológico, que se suscribió por parte del consejero Olona», ha declarado Lambán y ha explicado que, en primer lugar, porque «satisfacía todas las demandas, todo lo que el Gobierno de Aragón había planteado». En segundo lugar, porque hasta el año 2027 se planteaban unos «objetivos ambiciosos, pero realistas, no era una carta a los Reyes Magos como tradicionalmente habían sido otros planes hidrológicos», ha apuntado mientras añadía que este «se circunscribía en el tiempo al año 2027 con realizaciones y compromisos económicos concretos de todas las partes firmantes».

En tercer lugar, ha concluido el presidente, porque «nos permitía terminar hasta 2027 las cuatro grandes obras que se están desarrollando en Aragón: Yesa, Almudévar, Mularroya y Santolea, lo cual nos convierte en este momento en la Comunidad Autónoma de España donde más inversión se está haciendo en materia de política hidráulica y de regulación».

NOTICIAS DESTACADAS