El parque Pignatelli será uno de los afectados por la desinsectación

Una docena de parques zaragozanos comenzarán la semana que viene la nueva campaña de desinsectación preventiva frente a las garrapatas. Esta acción se lleva a cabo desde el Área de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento y a través del Instituto Municipal de Salud Pública.

Los tratamientos se llevarán a cabo de manera progresiva y se iniciarán en las zonas en las que hay mayor presencia potencial de este ácaro o en las que se detectaron más afecciones en años anteriores. Entre los espacios que está previsto tratar en las próximas semanas están los parques Tío Jorge, La Granja, Miraflores, Delicias, Castillo Palomar, Pignatelli, Pinares/calle Oviedo, Parque Bruil, Macanaz, Parque del Barranco, Aljafería, Plaza de los Sitios o Ciudadano Kane.

Aunque durante los trabajos de desinsectación todos los puntos serán acotados y debidamente señalizados, desde el Ayuntamiento se hace un llamamiento a los propietarios de mascotas para que extremen las precauciones en el caso de pasear por las proximidades de zonas recién tratadas y se respeten las cintas que limitarán las zonas con acceso prohibido.

La consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha señalado que “esta acción se enmarca dentro de las distintas iniciativas que estamos llevando a cabo para que Zaragoza sea una ciudad Amiga de las Mascotas, favoreciendo no sólo la convivencia con el resto de la ciudadanía sino que esta se produzca en un ambiente sanitario lo más adecuado posible”.

Aunque la gran mayoría de las picaduras suele ser inofensiva, la garrapata puede ser vector de transmisión de distintas enfermedades y suele hacer su aparición cuando llega el calor en las zonas de mayor vegetación. “La colaboración ciudadana –ha añadido Chueca- es muy importante para detectar las zonas donde pueda haber incidencia. Sin embargo, también es necesario que las mascotas estén siempre vigiladas por sus propietarios y que no deambulen sueltas en aquellas zonas y horarios no autorizados”. “La proactividad del Instituto Municipal de Salud Pública al realizar estos tratamientos ayudará, sin duda, a que este año la incidencia sea menor que en años anteriores y que, así, los dueños de perros en Zaragoza puedan pasear y disfrutar de los parques con mayor tranquilidad”, ha concluido la consejera.