Las principales entidades vecinales de Zaragoza protagonizan la mesa de trabajo sobre la Romareda

Los barrios y los vecinos de Zaragoza han protagonizado la segunda jornada de comparecencias del proceso de escucha abierto para recabar opiniones sobre el nuevo estadio. La FABZ cree hay otras prioridades antes que reformar o trasladar el campo y apuesta por una consulta ciudadana. Por otro lado, la Unión Vecinal Cesaraugusta ha pedido que primero se hable de qué tipo de instalación deportiva necesita la ciudad y cómo se financia.

En su intervención, el presidente de la FABZ, Manuel Arnal, ha manifestado que apoyaría una reforma en la misma ubicación solo si tiene viabilidad técnica y económica y cuenta con un amplio consenso.

Por su parte, Constancio Navarro, de la Unión Vecinal Cesaraugusta, no ha querido pronunciarse sobre la ubicación y ha apostado por un proyecto de Ciudad Deportiva que ayude a hacer ciudad y cuente con el fútbol base y femenino.

La movilidad también ha centrado parte del debate. El director-gerente del Consorcio de Transportes del Área de Zaragoza, Juan Ortiz, ha insistido en que no se puede tomar ninguna decisión sin hacer un estudio al respecto antes y se ha ofrecido a llevarlo a cabo.

“Todos observamos que la actividad de un campo de fútbol supone un impacto que concentra una amplísima movilidad equiparable a la que concentran todos los trabajadores de Plaza en un día en una franja horaria muy reducida. Para absorber toda la movilidad generada en un campo de una capacidad aproximada de 40.000 espectadores necesitaríamos unos 200 tranvías”, ha explicado.

También han participado en el proceso de escucha de este miércoles, representantes de Universidad de Zaragoza, de la Universidad San Jorge, Ebrópolis, Zaragoza Congresos y la Oficina de Proyección Exterior del Ayuntamiento.

LO MÁS VISTO