Martín González y Soko, en la presentación del jugador

La Sociedad Deportiva Huesca sigue inmerso en un mercado que, como ha reconocido su director deportivo, Ángel Martín González, “está absolutamente parado, no se mueve nada”. La situación es difícil, pero hay que tener “paciencia y tranquilidad, porque llegará un momento que se empezará a mover”. Eso sí, ya ha anunciado que están “cerca” de nuevos movimientos que “cuesta cerrar”.

De jugadores en particular prefiere no hablar, aunque sí que ha reconocido que están tomando decisiones “económicas”, que no “deportivas”. Ahora deben aligerar la masa salarial de los sueldos y se toman decisiones “que no son fáciles para ninguna de las dos partes”. Ha bajado el presupuesto y “no hay más remedio”.

A pesar de que intentan “ser justos y hacer las cosas bien”, lo cierto es que “duelen” esas situaciones. Cuando comunicas que un jugador debe marcharse “hay que ser de piedra”, y más en el caso de Martín González, que como futbolista ha estado “en el otro lado”. Por lo tanto, desea arreglar “lo mejor posible” las situaciones complicadas: que el club salga beneficiado y los jugadores no se vean perjudicados.

Para el director deportivo, cuanto antes tengan cerrada la plantilla, sería “mucho más fácil para trabajar”. Sin embargo, hay situaciones para las que habrá que esperar “al final del mercado”. En el Huesca hay “una base importante”, por lo que traer jugadores “no es prioritario”. El objetivo es “cerrar un par de jugadores de aquí a que empiece el equipo”, pero no tienen “problema” en esperar.

Presentación de Soko

Precisamente este miércoles ha sido la presentación de Patrick Soko como jugador del Huesca. Desde el primer momento que le llamó el Huesca vio que era “de primera, profesional y lindo”. De hecho, tenía claro a final de la temporada pasada que quería llegar a la capital altoaragonesa. Y ahora, con “trabajo y humildad” quiere seguir creciendo. Precisamente su objetivo personal es ese, y con el Huesca, “el ascenso a Primera”.

Del club no ha visto muchas cosas por estar centrado en su ascenso con el Racing, pero le gusta. Y lo primero que va a hacer es adaptarse “lo más rápido posible”. “Se lo que puedo dar al equipo. Me defino como un jugador muy trabajador, con mucha velocidad. Tengo más asistencia que gol y espero dar lo mejor de mí en este club”, ha señalado.

El Huesca espera ahora más novedades, especialmente en el capítulo de salidas. Aligerar la masa salarial del club es una obligación importante para acometer las llegadas, y en eso se concentra ahora la dirección deportiva. Eso sí, con paciencia, porque como ha dicho Martín González, el mercado está absolutamente parado.

NOTICIAS DESTACADAS