Los diez años del Museo del Fuego han unido a los bomberos con la ciudadanía. FOTO: Laura Trives

Un mural de cerámica pone color al décimo aniversario del Museo del Fuego

Diez años no se cumplen todos los días. Muchos son los que organizan grandes fiestas, otros prefieren eventos familiares y algunos, como el Museo del Fuego, deciden hacerse un regalo para toda la vida. Por ello, desde hoy, este centro cultural zaragozano tiene en su entrada un nuevo mural de cerámica, realizado por Fernando Malo, que homenajea la labor de los bomberos con un recuerdo histórico.

La década del Museo del Fuego se ha cerrado con más de 210.000 visitantes. Un lugar que ha conseguido conectar a los bomberos con la población, gracias a muchos talleres, clases y visitas escolares. En total, 24 exposiciones han hecho las delicias de todos los visitantes, además de los 220 eventos distintos que han conformado una intensa, educativa e interesante programación.

El concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza, ha reconocido la buena labor del cuerpo y ha recordado que son “los profesionales públicos mejor valorados por toda la ciudadanía”. Un dato que ha refrendado Carlos Gracia, dirigente del museo, que ha considerado que el sitio es “el lugar en el que mejor podemos conectar con los ciudadanos”. “Nosotros decimos que, cuando la gente entra en el Museo del Fuego, los secuestramos: aquí, limpios y sin prisa, podemos hacer tareas de divulgación que en las actuaciones, cuando estamos sucios y tenemos que ir a otro lado, no podemos hacer”, ha comentado Gracia, que sigue animando a los zaragozanos a acercarse hasta el lugar.

Programación para la Noche en Blanco

Como el resto de los museos de la capital, el Museo del Fuego también abrirá sus puertas este próximo sábado 25 de junio en horario nocturno. La Noche en Blanco se suma a los bomberos por partida doble, ya que se estrena un espectáculo único y será escenario del lanzamiento de una nueva exposición.

“Danza y voces del fuego” recuperará la milenaria relación japonesa con este elemento de la naturaleza, en un equivalente de la noche de San Juan. Una fecha importante en la que los nipones purifican el alma de los asistentes quemando todo lo negativo. Las entradas para el espectáculo ya están agotadas.

Junto a esta función multidisciplinar, la muestra recupera la exposición filatélica que abrió la nutrida lista de colecciones que han pasado por el Museo del Fuego. Una exposición con más de 500 piezas, entre sellos, sobres y postales, que resaltan la labor de los bomberos en todo el mundo. Diez paneles a doble cara recogen así piezas venidas de todo el mundo, desde América Latina hasta Asia, que muestran el trabajo de los bomberos y la evolución de sus funciones a lo largo de la historia.

Escuela ciudadana de prevención de incendios

Además, el Museo del Fuego alberga también la primera Escuela Ciudadana de Prevención de Riesgos que existe en España. Los Bomberos de Zaragoza han puesto en marcha este proyecto para dar respuesta a la necesidad de formación de los vecinos/as de la ciudad ante situaciones de emergencia, una carencia que detectan a diario en sus servicios. Con el objetivo de impartir esa formación, y de hacerlo de una manera práctica y amena, el Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento ha impulsado esta escuela que se ubica en la segunda planta del Museo del Fuego y que se abrirá al público en septiembre.

LO MÁS VISTO