El proyecto ha sido declarado de "interés autonómico" por el Gobierno de Aragón

La empresa aragonesa Prodesa Biomass Group, especializada en ingeniería de diseño, construcción y mantenimiento de plantas pellets de biomasa, invertirá 9,6 millones de euros en la instalación de un centro productivo en el Parque Tecnológico del Reciclado (PTR) de Zaragoza. El proyecto, que ha sido declarado este miércoles de «interés autonómico» por el Gobierno de Aragón, lo que supondrá que se agilicen los plazos, creará 54 puestos de trabajo.

Ubicada en Zaragoza, pero con filiales en Estados Unidos, Francia, Letonia y Vietnam, Prodesa se ha convertido en una referencia en el mercado global de plantas de producción de biocombustibles. Ha conseguido aglutinar una cuota del 8% del mercado mundial de pellets que se traduce en un 16,5% del mercado norteamericano, cerca del 8% del asiático y en torno al 4% del europeo.

Como ha anunciado el vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, el proyecto de ampliación y construcción de un nuevo centro productivo conlleva una inversión de 9,6 millones “que se realizará hasta el próximo año”, y se divide entre el coste de producción, que asciende a 6,3 millones, y el de maquinaria, 3,3 millones. En cuanto a los 54 puestos de trabajo, 45 personas estarán en la sede de Aragón y se encargarán de poner en marcha las diferentes líneas de fabricación.

Desde el Ejecutivo autonómico han recordado que la inversión y creación de empleo son factores determinantes para la declaración de interés autonómico de este proyecto, que repercutirá, como ha apuntado Aliaga, en la economía y dinamización de empleo, “tanto en la fase de construcción como expansión”. Asimismo, su actividad requerirá la subcontratación de proveedores y la colaboración con talleres y empresas del sector será continua.

La ampliación se ubicará en una parcela de más de 24.000 metros cuadrados en el PTR de Zaragoza y supondrá un incremento de la capacidad productiva e innovadora de Prodesa, que le permitirá contar con un centro de experimentación y testeo de los diferentes equipos.

En los últimos doce años, la empresa aragonesa ha exportado más del 90% de su producción y, aunque el 95% de su facturación se genere fuera de España, como han indicado, el 85% de sus 120 empleados realizan su labor en Zaragoza. “Esto permite que la ingeniería aragonesa se expanda a nivel nacional”, ha aseverado el titular de Industria. En 2021, la compañía puso en marcha la fabricación de equipos de procesamiento y peletizado en las instalaciones de Alfajarín.