Solo este mes de agosto se repartirán un total de 2.640 menús | Foto: Laura Trives

Los comedores para mayores de Laín Entralgo y La Jota abrirán también en agosto

Los comedores de los centros de Convivencia de Mayores Laín Entralgo y La Jota abrirán también en agosto con una ampliación de 48 a 60 plazas y repartirán en total 2.640 menús. Se trata de la principal novedad de este servicio que ya en 2019 amplió sus días activos incluyendo también los fines de semana. En total, este 2022 se ofrecerán un total de 336 plazas diarias y 96.912 menús, gracias a la incorporación de dos nuevos centros de mayores, Torrero y Universidad, que se sumarán próximamente a los ya activos.

«No todas las personas mayores se van de vacaciones en el mes de agosto. El servicio de comedor de los centros de mayores hasta ahora no prestaba servicio en el mes de agosto. Por ello, a partir de ahora los Centros de Convivencia darán también de comer a las personas mayores que se acerquen en dos de los comedores que tiene la red del Ayuntamiento de Zaragoza», ha anunciado el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.

Esto supondrá además que los comedores estén activos 330 días, es decir, 102 jornadas más que en 2019 cuando la cifra se situó en las 228 jornadas. La concejal de Mayores, Paloma Espinosa, ha destacado que este es un servicio de “vital importancia para los mayores de nuestra ciudad porque en muchos casos no tienen una persona que les ayude con la elaboración de la comida, y menos todavía en verano cuando los familiares y amigos están de vacaciones”.

El alcalde Jorge Azcón y la concejal de Mayores Paloma Espinosa han visitado este lunes el centro de La Jota | Foto: Laura Trives

Sin embargo, más allá incluso de la comida, el servicio de comedor es también un espacio donde socializar porque, tal y como apuntan los datos recogidos por el consistorio, un 75% de los usuarios de este servicio vive en soledad y tienen una media de 79 años. Es el caso de Fernando, por ejemplo. Viudo desde hace nueve años, reconoce que este es un servicio que «por lo menos le ofrece comida» y «vendrá también en agosto». Junto a él, Esperanza incluso reconoce que esto les permite «estar juntos» ya que más que nada «ya no se mira el precio, sino la compañía».

Alta satisfacción entre las personas usuarias

El servicio de comedor en los centros municipales de convivencia para mayores cuenta con un alto índice de satisfacción entre las personas usuarias. En concreto, la valoración global asciende a 3,56 sobre 4, según el estudio encargado por la Concejalía de Mayores -y realizado por la Fundación DFA, con 150 encuestas presenciales- con el objetivo de conocer el nivel de calidad de este servicio, y detectar aspectos a mejorar.

El 99% se declara satisfecho o muy satisfecho con la cantidad de la comida y el 86% con la calidad. La atención del personal la valora positivamente el 99% y otros aspectos como el horario, el ambiente del comedor, la limpieza y la relación calidad-precio reciben índices de satisfacción por encima del 96% en todos los casos. Dicho estudio señala que el 57% de los usuarios son varones y el 43% mujeres.

Entre los motivos expresados por los usuarios para utilizar el servicio, destacan con un 65% quienes consideran que es más cómodo que cocinar en casa y el 60% que lo hace para comer en compañía. Además, un 15% menciona que les resulta más económico y un 14% que les ofrece una dieta equilibrada.

LO MÁS VISTO