Ángel Martín González afronta un final de mercado conservador por la situación económica del club | Foto: SD Huesca

Una semana más, el mercado de fichajes de la Sociedad Deportiva Huesca sigue teniendo a Sandro Ramírez como uno de sus nombres propios. A lo largo del verano, tras no convencerle para ser uno de los puntales del proyecto azulgrana, como se pretendía, no ha participado en los amistosos de pretemporada y ahora es una ausencia habitual en los entrenamientos.

El último episodio del particular culebrón en El Alcoraz viene de las palabras del director deportivo, Ángel Martín González, tras la presentación de Sielva y Juan Villar. “No hablamos habitualmente, él siempre marca que ha dormido mal o se encuentra mal y por eso le cuesta entrenar”, ha asegurado, sobre una situación “complicada para todos en el día a día”. “Ojalá se pueda quedar y ser un jugador importante, o si no, buscar una salida de acuerdo a lo que el club desea”, ha puntualizado.

Mientras se desencalla la salida del delantero, que interesa a Las Palmas, los esfuerzos de Martín González se centran en la llegada de dos centrales para dar por cerrada la plantilla, un escenario más conservador que otros veranos debido a la “situación económica” derivada del recorte en el tope salarial. Incorporar estas dos piezas, una de ellas más avanzada, “está costando mucho”, ya que “hay muy pocos” que le convenzan. Si en otras temporadas se buscaban cualidades concretas en estos jugadores, como buena salida de balón desde atrás, en esta ocasión se apostará por la “contundencia y la agresividad”.

Jérémy Blasco, Pulido, Anglada y Euse Monzó son los cuatro zagueros que tiene en nómina Ziganda a pocos días del debut en Valencia. No obstante, todavía no se sabe el papel que desempeñarán los dos últimos en el primer equipo, tras jugar la temporada pasada en el filial. Otro interrogante es Álvaro Fernández, también en la rampa de salida, aunque al contrario que Sandro, sí ha participado en los encuentros de preparación y la dinámica de la plantilla. Sobre el interés del Getafe en el guardameta, el director deportivo “no tiene ninguna noticia”.

Sielva y Juan Villar esperan su oportunidad

En sus primeras palabras como jugador de la S.D. Huesca, Óscar Sielva ha agradecido el “interés” del club en contar con él para este “nuevo reto”. Ahora, el centrocampista quiere volver a contar con los minutos que no ha disfrutado bajo las órdenes de Garitano en Eibar y “hacer un bonito año”. Se ha definido como un jugador “con recorrido”, llegada al área y buen trato de balón y ha evitado hablar de objetivos, ya que “la segunda es una Liga muy complicada y te va marcando dónde estás”.

Por su parte, Juan Villar dice venir “a aportar su granito de arena para hacer un buen grupo”, para lo que sumará su experiencia. “Siempre se me ha dado bien hacer goles y espero hacerlos aquí también”, ha añadido, sobre su faceta goleadora, que considera uno de sus fuertes. De cara al primer partido contra el Levante, ha señalado que Ziganda será quién escoja a su delantero, aunque no ha escondido su deseo de contar con minutos en el debut.

Igual que Sielva, no se marca metas a largo plazo al margen de ir partido a partido, ya que en Segunda División “la categoría te pone en tu sitio”.

NOTICIAS DESTACADAS