El cuadro maño suma 20 días de mercado seguidos sin fichar. Foto: Real Zaragoza

Con el pitido final al choque amistoso que enfrentaba al Real Zaragoza y al Girona, el cuadro maño daba por terminada una pretemporada que, en lo deportivo, obtiene un notable. Con dos empates ante equipos de primera -este y el Real Betis- pero con mismo resultado frente a Teruel y Nástic, los de Carcedo tienen buenas sensaciones. Deportivo Aragón, Lleida y Al Shabab fueron las victorias y la única caída se vio ante Al Nassr. La garra y la lucha han sido las banderas de los de Carcedo.

Las remontadas han dotado a estos choques de una emoción inusual para tratarse de partidos amistosos, algo que también agradece el aficionado. La igualada del 0-2 ante el Real Betis y la del 3-0 ante el Nástic hicieron vibrar al otro lado de la pantalla al zaragocismo. Además, se han visto diez goleadores diferentes, síntoma de que se ha podido paliar la falta de puntería, motivo de ilusión para los blanquillos. Juan Carlos Carcedo ha superado bien el primer examen del año.

Es en los despachos donde el cuadro maño tiene que ponerse ya las pilas. Javi Ros accedió a llegar a un acuerdo para su desvinculación, mientras que Bikoro fue rescindido. Previamente, Sabin Merino partió cedido al Atlético San Luis -donde se ha estrenado como goleador- como lo hicieron Baselga y Marc Aguado. Vuckic se quedó en el Rijeka, donde ha encontrado acomodo. No hay más movimiento todavía en un equipo que empieza la temporada esta misma semana.

Por su parte, las llegadas han quedado también estancadas, y el cuadro maño suma 20 días sin consumar ningún fichaje. Desde que se anunció la llegada de Manu Molina el 19 de julio, el capítulo está cerrado y sin visos de que se vuelva a abrir. Teniendo en cuenta que apenas han llegado cuatro refuerzos, el balance es muy escaso, y más observando los movimientos que, a estas alturas, había en temporadas pasadas.

Sin embargo, Juan Carlos Carcedo tiene la capacidad, la visión y el entendimiento de tirar para adelante con lo puesto. El míster sabe sacar partido a lo que tiene, y a la vista está que ocho de los diez goleadores del periodo de preparación (nueve con Larra) han sido jugadores de la pasada campaña. Entra así el Real Zaragoza en la recta final de su preparación antes del comienzo de la temporada en Las Palmas, donde un triunfo serviría de catapulta para la ilusión de la afición.

NOTICIAS DESTACADAS