La detención se produjo este lunes de madrugada en Nonaspe

Una pelea en un bar este lunes en Nonaspe acaba con un detenido por disparar con una escopeta a la puerta de un garaje. El arrestado presuntamente amenazó con el arma a un hombre con el que tenía una rencilla familiar. Acabó detenido como presunto autor de un delito de amenazas graves con arma de fuego.

Esta madrugada, sobre la 1.30 horas, se recibió un aviso en el 062 de que un varón estaba disparando cerca de un bar de Nonaspe. De inmediato, se dirigieron al lugar varias patrullas que comprobaron que no había nadie herido y que la puerta del garaje de una vivienda tenía la marca de un disparo, concretamente de un arma larga.

Tras recabar la información sobre el autor de estos hechos, se estableció un dispositivo en la población con varias patrullas de seguridad ciudadana de Caspe y la Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia de Zaragoza (Usecic) quienes localizaron y detuvieron al presunto autor sobre las 3.20 horas dentro de su casa en el mismo domicilio.

Despiés, la Guardia Civil intervino el arma usada en estos hechos, siendo una escopeta de calibre 12, así como otra que también poseía el detenido. Una vez en dependencias oficiales se conoció que el detenido se trasladó a un bar de Nonaspe donde se encontraba un hombre al que conocía y que mientras, según declaró, le pedía explicaciones por un tema laboral de un familiar, le insultó y le golpeó en la nuca.

Traes esto, la víctima se marchó del lugar junto con otra persona en dirección a la vivienda de su cuñada, siguiéndoles el detenido, que portaba el arma en la mano con la que poco después disparó a la puerta del garaje de este domicilio, huyendo después del lugar. El detenido, un hombre de 43 años y de nacionalidad española, quedará a disposición judicial en las próximas horas como presunto autor de un delito de amenazas graves con arma de fuego.