Iván Azón estrenó ante el Lleida su cuenta goleadora en esta pretemporada

A falta de cuatro días para comenzar la competición oficial, el puesto de “9” peligra en el Real Zaragoza. Iván Azón sufrió una fuerte contusión que le ha dejado apartado hasta el momento de los entrenamientos, lo que le pone el interrogante de cara a Las Palmas. Habría que apostar entonces por un atacante que no fuese delantero centro puro, abriendo las puertas a Narváez y a Giuliano. Sin embargo, este todavía no está inscrito en la competición.

Hace días que Azón venía quedando fuera de los entrenamientos y fue este lunes cuando se dio a conocer su situación con el primer parte médico de la temporada. Ahí se anunciaba que el futbolista, que había trabajado al margen por unas molestias tras un golpe en el encuentro ante el Betis, fue sometido a pruebas radiológicas. En ellas se detectó una contusión en la rodilla izquierda, pero se descartaron lesiones de menisco y ligamentos.

En esta tesitura, si finalmente el canterano es baja, se abriría la puerta a que actuase Narváez como referencia en punta de ataque. Sin embargo, el colombiano no ha estado atinado en pretemporada, y la temporada pasada apenas anotó un par de goles. Además, está en la rampa de salida por su elevado salario, aunque todo apunta a que estará disponible al menos en el primer choque.

Si no fuese Narváez quien ocupase ese puesto, tendría que ser Giuliano Simeone el que asumiese el peso de la responsabilidad del gol. Sin embargo, este martes todavía no está inscrito en la competición y todo debe quedar solucionado antes del sábado para poder jugar. Y aun sí, en pretemporada no ha mostrado una gran capacidad goleadora, algo que tiene tiempo de paliar en competición oficial.

Mollejo es la última figura de ataque -de nuevo sin ser delantero centro- que asoma en el cuadro zaragocista sin fallan las anteriores. Y si no, se tiraría del canterano Puche. Eso sí, la lógica hace pensar que, de un momento a otro, quedará resuelto el asunto de las inscripciones y al menos Simeone podrá jugar en punta. Lo que está claro es que, a falta de cuatro días para el primer partido, queda todavía trabajo por hacer.

NOTICIAS DESTACADAS