Los dos implicados circulaban en una moto de una sola plaza

El pasado 25 de julio la Guardia Civil de Huesca tuvo conocimiento de un accidente de moto en la A-136 a la altura del kilómetro 15 en el término municipal de Sallent de Gállego que se saldó con un herido grave. Todo parecía apuntar a que se había producido un atropello y realmente eso es lo que quisieron hacer creer a los efectivos los dos implicados, tanto el herido como el conductor de la moto, con el objetivo de evitar una sanción. Y es que, ambos varones circulaban en una motocicleta de una sola plaza ocupando el herido grave la parte trasera de la misma, lo que suponía un delito grave contra la seguridad vial.

De esto se percató el Equipo de Atestados del Subsector de Tráfico de Huesca tras hacer las investigaciones oportunas. Después, se procedió a realizar la prueba de alcoholemia al conductor que arrojó una tasa de 0,97 mg/l. Una vez averiguada la secuencia del siniestro vial, se procedió el pasado día 30 de julio a la investigación del conductor, un varón de 37 años vecino de la Comarca del Alto Gállego, como supuesto autor de un delito de lesiones por imprudencia grave y un delito contra la seguridad vial.

Por otra parte, el herido presentaba lesiones graves y tuvo que ser trasladado al Hospital San Jorge de Huesca.

Las diligencias instruidas fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción nº 2 de Jaca (Huesca), quedando el investigado con la obligación de personarse ante la Autoridad Judicial cuando sea requerido para ello.

NOTICIAS DESTACADAS