Las entradas de día valen 75 euros y las del bono 126

Dicen desde el Vive Latino que ningún festival es solo un festival. En su caso, la afirmación está más que justificada y es que el Vive es un todo que engloba música, cultura, espectáculos, gastronomía y hasta lucha libre mexicana. Dicen también que es el festival más grande de Latinoamérica y razón no les falta y es que desde que se fundó en 1998 han pasado por sus escenarios los más grandes artistas. Y ahora, y por primera vez, el festival rompe las fronteras y sale de México para desembarcar en Zaragoza el 2 y 3 de septiembre en un evento sin precedentes en el Espacio Expo. Por el momento, ya son 27.000 las entradas que se han vendido según Alba Moliner, de la organización del Vive Latino, quien asegura que «se prevé que la venta vaya aumentando conforme se acerque la fecha».

Y es que zaragozanos y visitantes tienen muchas ganas de este gran evento. Así lo demostraron agotando las entradas y los abonos promocionales apenas unas horas después de que salieran a la venta hace unas semanas. Ahora todavía se pueden adquirir las entradas de día, para viernes o sábado, por un precio de 75 euros y los abonos para los dos días por 126 euros.

El cartel es de bandera y eso bien lo sabe el Vive Latino, pues subirá al escenario a artistas nacionales de renombre, algunos internacionales y, por supuesto, de la tierra. Así, el viernes a partir de las 15.00 horas se podrá disfrutar de cabezas de cartel como Coque Malla, Love of Lesbian, Miss Cafeína, León Benavente, Taburete, Vetusta Morla, Sho Hai y R de Rumba, Sidonie o Silvana Estrada. Con tres escenarios principales y un espacio para DJ’s la música no dejará de sonar durante 14 horas.

El sábado les tocará el turno a Leiva, Rulo y la Contrabanda, Ximena Sariñana, Mikel Erentxun, Iván Ferreiro, Bebe, Carlos Sadness, KaseO y una recién incorporada Amaral. Y es que el dúo zaragozano ocupará el lugar de Enrique Bunbury debido a su reciente retirada de los escenarios. Desde la organización reconocen que la ausencia de Bunbury «ha afectado porque iba a ser su último concierto en su ciudad, pero la venta ha seguido a buen ritmo y el público está con muchas ganas. El festival es mucho más que un artista, es la posibilidad de ver a muchos de los grandes de aquí y del panorama latinoamericano en un entorno incomparable durante el mismo fin de semana», asegura Alba Moliner.

Además de música y artistas de bandera, el Vive Latino ofrecerá espectáculos y shows en vivo, por ejemplo, de lucha mexicana. Pero no un show cualquiera sino que se desarrollará un auténtico campeonato en el que los luchadores deberán pelear por el cinturón de campeón.

NOTICIAS DESTACADAS