A las 22.00 horas se apagará la luz de estos edificios

El Ayuntamiento de Zaragoza ya ha puesto en marcha las medidas de ahorro y eficiencia energética impulsadas por el Gobierno del Estado en su último decreto. Así, siguiendo la misma línea de control energético que viene realizando este equipo de gobierno PP-Ciudadanos desde el pasado mes de marzo, este miércoles 10 de agosto, los edificios municipales ya aplican el límite de temperatura en 27ºC en los espacios cerrados refrigerados, las dependencias municipales que no tienen uso tendrán las luminarias apagadas, y en cuanto a la iluminación exterior, a partir de las 22:00 horas todos los edificios, monumentos e infraestructuras con iluminación ornamental en la ciudad de Zaragoza estarán apagados.

De hecho, los edificios públicos que dependen del área de Urbanismo y Equipamientos esta misma noche ya no encenderán los focos porque la cercanía del ocaso con la hora marcada por el decreto hace que no de tiempo a que se iluminen totalmente, ya que tienen un encendido progresivo. Todas las medidas responden a una instrucción realizada por el Servicio de Conservación de Arquitectura dependiente del área de Urbanismo y Equipamientos.

Así, el documento recoge concretamente limitar a 19ºC la temperatura en los espacios cerrados calefactados y a 27ºC los refrigerados. Los horarios se ajustarán al mínimo necesario para garantizar la temperatura del confort establecida y se mantendrán cerradas, fuera del horario laboral, las puertas y ventanas. En esa línea, el documento también recoge que se tendrán cerradas las puertas de las distintas dependencias, en especial las cortafuegos, procediendo a la ventilación periódico abriendo las ventanas y no las puertas.

En materia de alumbrado, la instrucción recoge que se debe estar apagado en aquellas estancias en las que no haya presencia de personas y también fuera del horario laboral. Además, se debe desconectar de la corriente aquellos equipos eléctricos que no se estén utilizando y queda prohibida la conexión de estufas o ventiladores en los distintos puestos de trabajo, salvo autorización expresa y justificada de la Jefatura del Servicio.

En cuanto al encendido de los alumbrados exteriores de aquellos edificios que dispongan de iluminación arquitectónica a las 22:00 horas deberán estar apagados, de hecho, dado que el ocaso está muy cercano a esa hora, los focos ya no se encenderán dado que el proceso hasta que dan luz es progresivo. Este punto se irá revisando conforme el día vaya perdiendo luz y la oscuridad llegue antes por la tarde.

Así, en lo que se refiere a monumentos e infraestructuras con iluminación ornamental en la ciudad de Zaragoza gestionada por la Unidad de Alumbrado, la instrucción manda que también permanecerán apagados a partir de las 22:00 horas. En total, esta Unidad controla 80 puntos que desde el lunes ya empezaron a monitorizarse para que se cumpla con el real decreto. Igual que en el de los edificios, de cara al otoño, el encendido irá condicionado por la caída de la tarde.

Entre otros edificios que desde el lunes ya apagaron la luz a las diez de la noche se encuentran, por ejemplo, el Mercado Central. Su iluminación exterior ya no se enciende y desde la gerencia se ha decidido que en el interior también se apaguen un 30% las luminarias para fomentar el ahorro. La fachada de Etopia también hace dos semanas comenzó a rebajar su presencia lumínica. Así, aunque no tendría porque apagarse porque su fachada es un elemento expositivo y no monumento ni edificio, concienciados desde el servicio con esa gestión van a aplicar las mismas medidas de ahorro que el resto de estancias municipales.

NOTICIAS DESTACADAS