Aragón Lágrimas de San Lorenzo
Uno de los grandes encantos de las Lágrimas de San Lorenzo es que se pueden admirar sin necesidad de telescopios o prismáticos

Aparecen en el cielo fugaces y repentinas y se llevan con ellas los deseos de quienes las admiran. Un amor idílico, un mejor trabajo, algún que otro cero más en la cuenta bancaria o que el verano sea eterno. Las perseidas están cargadas de deseos y cada año hacen brillar el cielo en el mes de agosto cuando se produce la lluvia de las llamadas Lágrimas de San Lorenzo. Aunque la actividad de las perseidas ya comenzó hace unas semanas, será entre este jueves y el sábado cuando será más fácil verlas en Aragón, eso sí, siempre que se esté en lugares altos, bastante oscuros y alejados de la contaminación lumínica. Según las predicciones, la Luna podría dificultar un poco la visión y la presencia de algunas nubes harán que el mejor día sea la madrugada del viernes al sábado.

Uno de los grandes encantos de las Lágrimas de San Lorenzo es que se pueden admirar sin necesidad de telescopios o prismáticos. Simplemente hay que agudizar un poco la vista y prestar atención, pues según las previsiones y la velocidad de las estrellas, pasa una cada quince minutos. En Aragón hay multitud de sitios en los que se puede admirar un cielo estrellado, desde el Pirineo hasta Gúdar-Javalambre. De hecho, Albarracín está considerado desde 2020 como Territorio Starlight, esto quiere decir que el municipio tiene unas condiciones lumínicas y un cielo de exquisita calidad para poder admirarlo en todo su esplendor.

Pero, si hay un lugar en el que las estrellas son protagonistas todo el año y más aún en estas fechas ese es Arcos de Salinas en Teruel. Allí se encuentra el centro astronómico Galáctica que cada año organiza la actividad «Perseidas en familia». Desde este jueves y hasta el domingo en horario de 21.00 a 23.00 horas, los amantes de la astronomía podrán disfrutar de la apasionante historia de estas perseidas y también admirarlas a cielo abierto de la mano de profesionales.

Y, como no podía ser de otra manera, el Planetario de Aragón en Huesca también ofrecerá actividades este jueves, el sábado y el domingo y también la próxima semana hasta el día 20 de agosto. A través de la observación del cielo utilizando telescopios y también a simple vista, el visitante podrá conocer la historia de la formación de las perseidas y también llegar a admirar Saturno, el Cúmulo de Hércules, estrellas dobles y la Nebulosa planetaria de La Lira. Un auténtico espectáculo mágico que comenzará a partir de las 22.00 horas y que tiene un precio de 15 euros.

En el entorno de Zaragoza también hay lugares idóneos para ver las estrellas y uno de los que más destaca es Torrecilla de Valmadrid. Este pequeño barrio rural a unos 20 kilómetros de la capital aragonesa tiene hasta su propio grupo astronómico que organiza observaciones puntuales. Destaca por estar alejado de la contaminación lumínica de Zaragoza y por contar con la altura suficiente para ver las estrellas con claridad. Sin embargo, y a pesar de que estos lugares organizan actividades específicas, lo ideal para poder disfrutar de las Lágrimas de San Lorenzo es irse a cualquier sitio alejado de la ciudad, que cuente con algún espacio natural donde poder tumbarse y pedir esos deseos que llevaban tanto tiempo aguardando.

NOTICIAS DESTACADAS