Junto a los puntos violeta y los futuros centros de crisis, otra de las patas contra la violencia machista en la Comunidad pasa por conocer el perfil de la misma, sus causas y el comportamiento de los agresores

Zaragoza, Huesca y Teruel tendrán “centros de crisis” permanentes contra las violencias sexuales

Las tres capitales de provincia aragonesas contarán con puntos permanentes o “centros de crisis” que proporcionarán atención las 24 horas del día contra las violencias sexuales. Es el proyecto anunciado este jueves por la directora del Instituto Aragonés de la Mujer, María Goikoetxea, y la consejera de presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez.

En Huesca, se encontrará en la avenida de los Monegros, un espacio que se ha adquirido con fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. En Teruel, el Instituto Aragonés de la Juventud será el encargado de ceder un espacio, mientras que en Zaragoza hay abiertas conversaciones con el Ayuntamiento para su ubicación final.

Se trata, según la consejera, de “lanzar un mensaje contundente de unidad” sin dejar de ocupar los espacios por miedo. En este sentido, ha recordado los seis casos de pinchazos notificados en los primeros dos días de las fiestas de San Lorenzo, que no deben hacer a la gente “caer en el alarmismo”. “Se está trabajando en todo esto, tenemos que ser responsables con la información y contar lo que pasa, respetar los procedimientos judiciales y las investigaciones”, ha asegurado.

Por su parte, María Goikoetxea ha recordado que el IAM tiene operativos “todos sus servicios” y ha incidido en el “acierto” que han supuesto los puntos violeta en los lugares donde se han desplegado. En Huesca, cerca de 200 personas, ha dicho, se han acercado a pedir información durante los primeros días de su semana grande.

Junto a los puntos violeta y los futuros centros de crisis, otra de las patas contra la violencia machista en la Comunidad pasa por conocer el perfil de la misma, sus causas y el comportamiento de los agresores. Por ello, con estas líneas maestras se está elaborando una guía que pueda ayudar en materia de prevención.

Punto violeta en María de Huerva

Coincidiendo con sus fiestas patronales, se instalará un punto violeta en María de Huerva, ubicado en las antiguas escuelas. Estará operativo las noches del sábado al domingo y del domingo al lunes de 24.00 horas a 8.00 y durante las noches del lunes al martes y del martes al miércoles de 24.00 horas a 4.00. Contará con la una trabajadora social y una psicóloga para atender a quien lo necesite. “Se puede acercar cualquier persona que necesite atención o información sobre la violencia contra las mujeres”, ha recordado María Goikoetxea.

En el punto violeta se repartirán abanicos promocionales de cuatro colores con distintas inscripciones. Además, en los ‘flyers’ con la información de la instalación habrá un código QR que lleva a la web del IAM, con un enlace al servicio Alertcops de la Policía Nacional, un botón para llamada directa a la línea 900 o a la propia Policía Nacional y toda la información sobre el punto violeta.

Otra de las iniciativas será la instalación, durante las fiestas del Pilar, de un servicio de urgencia psicosocial para atender a las mujeres que durante estas fechas puedan sufrir algún tipo de violencia sexual. Se establecerá un servicio de urgencia dividido en tres puntos de atención: Interpeñas, Espacio Z y el centro de la ciudad, disponible desde las diez de la noche hasta las cuatro de la madrugada. Al frente de estos puntos habrá profesionales (psicólogas, trabajadoras sociales y educadoras) que prestarán atención psicosocial, contención y acompañamiento si fuese necesario, o derivación a línea 900 504 405.

NOTICIAS DESTACADAS