El ciclista zaragozano se ha llevado un merecido maillot arcoíris por tan solo ocho centésimas sobre el segundo clasificado

Tras la conquista en el día de ayer del maillot arcoíris por parte de Sergio Garrote y de la medalla de bronce de Gonzalo García Abella en las pruebas contrarreloj, la Selección Española de Ciclismo Adaptado ha continuado sumando éxitos en el Mundial de Baie-Comeau. Eduardo Santas (C3) ha sido el gran protagonista de la jornada al proclamarse campeón del mundo en su modalidad en una prueba muy apretada.

El ciclista zaragozano, quien sufrió una caída en la pasada Copa del Mundo de Quebec y se quedó a las puertas del podio en el Europeo de Austria, ha dejado atrás estos resultados y se ha llevado un merecido maillot arcoíris por tan solo ocho centésimas sobre el segundo clasificado, el británico Finlay Graham. Santas ha ido de menos a más en la crono y ha sido capaz de también batir a Bouziani, campeón del mundo el año pasado en Cascais, y quien marcó el mejor tiempo en el intermedio.

Por su parte, un pinchazo ha privado a Ricardo Ten (C1) de luchar por el maillot el arcoíris. A pesar de ello, el valenciano, a 18 segundos de la victoria, se ha colgado una meritoria medalla de bronce, y espera con ansia la prueba en ruta para poder batir a sus rivales hoy en el podio, Michael Teuber y Aaron Keith, que se han llevado el oro y la plata, respectivamente.

En C2, Maurice Eckhard no pudo repetir la plata cosechada el año pasado en Cascais y tuvo que conformarse con la cuarta posición. Eckhard se quedaba 35 segundos de volver a subir al podio y a 1:01 del primer clasificado, el belga Ewoud Vromant. En C5, Damián Ramos consigue un meritorio octavo puesto y sobre todo sigue sumando experiencia en estas competiciones. Por su parte, Juan Alberto Jiménez (C4) ha preferido reservarse para la prueba en ruta, en la que competirá junto a Óscar Higuera.

NOTICIAS DESTACADAS