José Moñú
José Moñú es uno de los artistas más punteros de Aragón

«Americanos, os recibimos con alegría» recitaba Pepe Isbert en su papel de alcalde que daba la bienvenida a Mr. Marshall. Y con tanta o más alegría recibe Zaragoza a Welcome Mr. Moñú, la nueva exposición de uno de sus artistas plásticos más punteros, José Moñú. Nuevo arte figurativo, expresionismo abstracto alemán… todas las etiquetas que le quieren poner al peculiar estilo de este artista saben a poco, y es que, a la hora de pintar un cuadro, el estilo Moñú es tan personal como las cosas que quiere transmitir. Algo que nunca ha sido tan cierto como en su última exposición «pop up» en el Studio Showroom Moñú de Zaragoza y que tan solo se podrá visitar durante el fin de semana.

Una colección de piezas que ha sorprendido a cualquier aficionado y conocedor de su obra porque el artista ha abandonado, temporalmente, el gran formato que tan bien le caracteriza para pasarse al pequeño, algo que surge de las dos residencias que el artista ha realizado recientemente en Nueva York y en Holanda. «Son obras que he ido haciendo desde el 1 de septiembre de 2021, de los viajes que he hecho, la mayoría en pequeño formato y son obras muy especiales en el sentido que las haces en el exterior, que estás fuera de tu zona de confort… y salen cosas muy especiales», ha destacado el propio Moñú.

«Normalmente la gente está acostumbrada a ver la obra de José Moñú en formato grande, de 130 por 97 o incluso más grandes, lo que se muestra en esta exposición es formato pequeño. Son como diarios visuales de sus residencias en Nueva York y en los Países Bajos, dibujos y esos primeros proyectos que luego se pasan a lienzo», señala la comisaria de la exposición, Olga Julián.

Welcome Mr. Moñú es una exposición «pop up» que solo se podrá visitar durante el fin de semana

Obras que derrochan un profundo intimismo manteniendo el sello de identidad de Moñú, que admite haber revisado estas piezas «con más calma», al contrario que con el formato grande, que es más «impulsivo, visceral o explosivo». «El recorrido que he hecho es como un aprendizaje para la persona y para el artista, me gustaría que el público pudiera visualizar lo que he sentido en los viajes», destaca Moñú. Unos viajes que le han servido para experimentar, especialmente con los materiales, y es que el artista ha llegado a pintar con café «porque en la residencia de Holanda estábamos un poco aislados porque era una granja y estábamos un poco lejos de la ciudad y entonces, de repente, se me gastaba la pintura de la semana y recurría al café, por ejemplo», cuenta riendo Moñú. Sin embargo, el artista cree que estas experiencias le hacen crecer como artista, «quizás vuelva a lo que siempre he hecho, pero yo creo que esto me hace más fuerte y luego estas cosas con las que voy experimentando, si veo que son interesantes, las voy añadiendo a mi obra».

La exposición se puede visitar en Studio Showroom Moñú, en la calle Caspe, donde el artista tiene su estudio. «Son dos salitas, en la parte de abajo tenemos los dibujos de Nueva York y Holanda y en la parte de arriba bocetos, hemos empapelado la pared con bocetos y cartulinas de los proyectos», destaca Julián. Pero además, todos aquellos que se quieran acercar, podrán visitar el estudio, contemplar el lugar donde Moñú crea sus obras y acercarse un poco más al artista. «Es, un poco, democratizar el arte» señala la comisaria, «yo sé que hay mucha gente que quiere tener un Moñú y a lo mejor los precios de los formatos grandes no son para todo el mundo, sin embargo, los trabajos que se van a mostrar este fin de semana se venden desde los 100 euros y lo máximo son 500 euros».

Tras esta breve exposición, Moñú y sus obras se preparan para una muestra mucho más grande que tendrá lugar el 22 de septiembre en el concesionario Porsche de Zaragoza.

NOTICIAS DESTACADAS